Saltar al contenido principal

Caso Odebrecht: detienen en EE. UU. al expresidente peruano Alejandro Toledo

Imagen de archivo del 14 de junio de 2011 que muestra al expresidente peruano Alejandro Toledo durante el II Foro Regional Esquipulas "Pensar Centroamérica", en Ciudad de Guatemala (Guatemala).
Imagen de archivo del 14 de junio de 2011 que muestra al expresidente peruano Alejandro Toledo durante el II Foro Regional Esquipulas "Pensar Centroamérica", en Ciudad de Guatemala (Guatemala). Saúl Martínez / EFE

La detención de Toledo se produjo como parte del pedido de extradición hecho por las autoridades peruanas para procesarlo por su presunta implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña.

ANUNCIOS

El expresidente de Perú, Alejandro Toledo, fue detenido este martes 16 de julio en Estados Unidos, en atención a una solicitud de extradición de la Fiscalía General de su país, que busca procesarlo por sus presuntos nexos con el caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción en la historia la región.

Toledo, de 73 años, es considerado un fugitivo en Perú pues evadió las órdenes de los jueces locales de pasar hasta 18 meses en prisión preventiva mientras se adelantaba la investigación en su contra por presuntamente haber recibido coimas de la constructora brasileña.

El expresidente "se encuentra en su primera comparecencia ante las autoridades judiciales norteamericanas, como parte del proceso orientado a lograr su retorno al país", agregó el Ministerio Público peruano a través de su cuenta de Twitter.

Al tiempo, reveló que ya hay fecha para la primera audiencia de fianza, un procedimiento en el que se determina si hay lugar a que el expresidente  obtenga beneficios a cambio del pago de una suma de dinero.

La detención del exmandatario peruano (2001-2006) está relacionada con el proceso de extradición que se sigue en su contra desde mayo de 2018, luego de que testigos de Odebrecht confesaran haberle pagado 20 millones de dólares para obtener licitaciones en obras públicas.

En concreto, Toledo es investigado desde que el exdirectivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, declarara que se le entregaron sobornos para obtener la licitación de la construcción de dos tramos de la carretera Interoceánica sur durante su gestión.

Según dijo Barata a fiscales peruanos, el dinero fue entregado por partes, entre 2004 y 2010, en cuentas del empresario peruano-israelí Josef Maiman de Maiman.
Maiman, a su vez, señaló en sus declaraciones a la Fiscalía peruana que los fondos procedentes de Odebrecht eran derivados a Ecoteva, una firma creada junto con la suegra del exmandatario, Eva Fernenbug.

Alejandro Toledo dice que es víctima de una "persecución política"

En febrero de este año, la Fiscalía de Perú anunció que llegó a un acuerdo de colaboración eficaz (ofrecer información a cambio de rebajas de pena) con Josef Maiman, quien reconoció haber ayudado a Toledo a recibir pagos y blanquear el dinero en paraísos fiscales.

Este lunes 15 de julio se conoció que el fiscal José Domingo Pérez ya entregó al Poder Judicial el acuerdo firmado con Maiman, quien el 27 de junio señaló ante los fiscales peruanos que Odebrecht depositó en sus cuentas, en realidad, casi 35 millones de dólares en sobornos para el expresidente Toledo.

Pero Toledo siempre ha negado vínculos con la corrupción y ha afirmado en diversas ocasiones que todo es un ataque de sus "enemigos" y que es víctima de una "persecución política".

Tras conocer su detención, uno de sus abogados, Heriberto Benítez, declaró al 'Canal N' de televisión que el lunes conversó por última vez con el exgobernante sobre "aspectos legales" del proceso de extradición y detalles de las declaraciones de Maiman.

Benítez aseveró que "toda la carpeta que se formó para solicitar la extradición está hecha con documentos que demuestran que ha habido una persecución política" y agregó que las autoridades peruanas han interferido en el proceso.

Alejandro Toledo no es el único exmandatario peruano involucrado en el escándalo

Perú ha sufrido una ola de escándalos políticos relacionados con la corrupción y en particular con el caso Odebrecht en los últimos años.

El expresidente Pedro Pablo Kuczynski, fue arrestado en su casa en abril por acusaciones de soborno relacionado con la investigación Lava Jato. En ese momento dijo que se allanaba a las disposiciones judiciales que hoy lo tienen pagando 36 meses de detención domiciliaria.

Pocos días después, otro expresidente, Alan García, se disparó en la cabeza para evitar el arresto, también relacionado con los supuestos sobornos de la constructora brasileña.

Ollanta Humala, quien fue presidente para el periodo 2011 – 2016, es igualmente investigado por el mismo caso. Hace apenas una semana la Fiscalía allanó la vivienda de su esposa, Nadine Heredia, y otros 26 inmuebles y oficinas como parte de su proceso.

El allanamiento se produjo después de que a finales de junio se publicaran una serie de documentos internos de Odebrecht que revelaban el presunto pago irregular de 3 millones de dólares relacionados con el Gasoducto del Sur, que se licitó durante su Gobierno.

El exgobernante y su esposa cumplieron hasta abril del año pasado nueve meses de prisión preventiva por este caso, hasta que una resolución del Tribunal Constitucional ordenó su excarcelación al revocar la detención.

Asimismo, la líder opositora Keiko Fujimori cumple 36 meses de prisión preventiva desde fines de octubre pasado.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.