Saltar al contenido principal

Las demócratas de 'La brigada' responden a las polémicas declaraciones de Donald Trump

Las integrantes de la Cámara de Representantes de EE. UU., Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley ofrecen una rueda prensa en el Congreso, en Washington D. C., EE. UU., el 15 de julio de 2019.
Las integrantes de la Cámara de Representantes de EE. UU., Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley ofrecen una rueda prensa en el Congreso, en Washington D. C., EE. UU., el 15 de julio de 2019. Erin Scott / Reuters

Las congresistas demócratas atacadas por Trump denuncian las declaraciones del presidente como "xenófobas y repugnantes" pero piden que no se les dé "demasiada atención". Una lluvia de críticas, incluso de republicanos, cayó sobre el mandatario.

Anuncios

"No nos callarán". Con ese mensaje respondieron las congresistas demócratas a los ataques que recibieron por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, en los que el mandatario les pedía que volvieran a sus países de origen. La batalla entre las diputadas demócratas y el inquilino de la Casa Blanca está más viva que nunca.

Se trata de Alexandria Ocasio-Cortez, neoyorquina con raíces puertorriqueñas; Rashida Tlaib, procedente de Detroit con padres palestinos; Ayanna Pressley afroamericana nacida en Chicago; e Ilhan Omar, la única de ellas nacida fuera del país, proveniente de Somalia, de donde huyó como refugiada y obtuvo la ciudadanía estadounidense siendo adolescente.

En una declaración conjunta en la Cámara de Representantes, las cuatro dirigentes demócratas rechazaron los mensajes del presidente y aseguraron que estos dichos son una distracción de los malos manejos de su administración. "Los líderes débiles se centran en la lealtad a nuestro país para evitar debatir sobre políticas públicas", aseguró Ocasio-Cortez.

También calificaron sus palabras como "prejuiciosas y xenófobas". Finalmente instaron a que el mandatario sea sometido a un juicio político por violar la Constitución.

Horas antes, Trump había insistido en que las cuatro demócratas deberían irse de Estados Unidos. "Nunca seremos un país socialista o comunista. ¡Si no están felices aquí, deben irse!", dijo el presidente en su cuenta de Twitter:

La batalla, que a lo largo de la jornada osciló entre el Congreso y la Casa Blanca, se convirtió en todo un debate nacional que incluso llevó a los primeros puestos en tendencias a la etiqueta #RacistPresident.

Lluvia de críticas para Donald Trump tras ataques racistas a congresistas

Trump, quien como la gran mayoría de los estadounidenses desciende de inmigrantes, se mostró firme en sus declaraciones y aseguró que no le preocupa lo que piensen algunos porque considera que "mucha gente está de acuerdo conmigo".

Pero lo cierto es que la polémica marcó el pulso del día en la política nacional y fueron muchos, incluso dentro de sus propias filas, los que rechazaron las declaraciones del magnate y lo acusaron de racista y supremacista blanco .

El primer republicano en rechazar lo dicho por Trump fue el congresista Chip Roy. Más tarde le siguieron los dos únicos afroamericanos de ese partido en el Congreso, el senador Tim Scott y el congresista Will Hurd. El primero lamentó sus "ofensas raciales" y el segundo tildó sus mensajes de "racistas y xenófobos".

Las dos senadoras más moderadas de la bancada republicana, Susan Collins y Lisa Murkowski, y el senador Pat Toomey también se mostraron en contra de las declaraciones. Toomey dijo específicamente que la ciudadanía de esas cuatro legisladoras es "tan válida" como la suya, la de un nieto de inmigrantes irlandeses, en referencia al presidente.

La retórica de Trump se enmarca dentro de una estrategia con miras a las elecciones presidenciales de 2020 en las que el magnate busca ser reelegido. Esta se basa en hacer un retrato de los líderes demócratas y especialmente de los líderes más jóvenes de este partido como "socialistas".

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.