Saltar al contenido principal

España: Pedro Sánchez, a contrarreloj para formar Gobierno

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su entrevista en la Cadena 'SER' en la que ha acusado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de romper la negociación para la investidura de forma "unilateral".
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su entrevista en la Cadena 'SER' en la que ha acusado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de romper la negociación para la investidura de forma "unilateral". Prensa La Moncloa vía EFE

A menos de una semana para que empiece el debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso de los diputados, el socialista sigue sin tener asegurados los votos necesarios para ser presidente de Gobierno.

Anuncios

Pedro Sánchez lleva ya más de dos meses intentando lograr un acuerdo con la izquierda radical de Unidas Podemos, denominados “socios preferentes del Gobierno”, desde que, el pasado 28 de abril, el PSOE ganó las elecciones generales españolas con el 28 % de los votos. https://www.france24.com/es/20190429-resultados-elecciones-espana-vox-participacion

Para el analista político César Calderón, “tanto el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como Pedro Sánchez son presos de sus estrategias políticas”. Según él, “no ha cambiado nada en dos meses y medio: los dos se miraron a los ojos a ver quién desenfundaba primero” aunque añade: “más allá de las gesticulaciones, estamos en un proceso normalizado en cualquier país europeo y cada uno intenta conseguir un Gobierno más afín a sus intereses”

Mientras Sánchez intentaba formar un ejecutivo ‘monocolor' con el apoyo de la formación morada para la investidura, Iglesias insistía en querer que miembros de su partido entren en el Gobierno. Pero tras cinco reuniones, muchas llamadas telefónicas y otras tantas intervenciones en los medios de comunicación, las negociaciones entre los dos líderes políticos están en un punto muerto.
 

 
Sin mayoría suficiente para formar Gobierno

“En España nunca hubo Gobierno de coalición y eso se explica con la fractura del bipartidismo hace pocos años”, analiza Fernand Vallespín, catedrático de Ciencia política en la Universidad Autónoma de Madrid. Con sus 123 diputados sobre un total de 350, el PSOE está lejos de la mayoría absoluta. Los apoyos de otras formaciones son indispensables.

Además, según el politólogo, “Sánchez pretendía obtener una investidura gratis por parte de Podemos y hacer algo parecido a la moción de censura que le llevó al poder en junio de 2018”. En la época, Unidas Podemos, los partidos nacionalistas vascos y catalanes habían votado en contra de Mariano Rajoy, exlíder conservador, y llevaron a Sánchez a la Presidencia del Gobierno.

“Al conseguir ser presidente con 85 diputados en 2018, Sánchez pensó que podría repetir este año ya que había conseguido más escaños en las elecciones”, comenta Vallespín. Pero Sánchez se topó con las exigencias de Unidas Podemos, pese a su caída en las urnas en abril (42 diputados hoy) y a no ser suficientes para que ambos sumen mayoría absoluta. La única opción, aseguran los expertos, es que se repita el pacto de la moción de censura con los partidos regionalistas.

Sánchez dio por rotas las negociaciones sobre una coalición

A una semana del pleno del 22 de julio en el que deberá conseguir sumar una mayoría para ser investido presidente del Gobierno, Sánchez dio por rotas las negociaciones en una entrevista en la cadena ‘SER’ este lunes 15 de julio. “Es un juego posicional”, considera el analista Calderón, “están abocados a entenderse”.

Una conclusión que comparte Cristina Monge, politóloga en la Universidad de Zaragoza. Según ella, las negociaciones reales acaban de comenzar y todo se jugará en los días que vienen : “hay que recordar que después del 28 de abril hubo elecciones regionales, locales y europeas el 26 de mayo, y luego negociaciones sobre los grandes cargos europeos así que realmente Sánchez se dedica a estas negociaciones desde hace pocos días”.

En declaraciones a la ‘SER', Sánchez se mostró sin embargo muy molesto con Podemos. Tras el último encuentro entre ambos la semana pasada, y al ver que Sánchez desoía sus peticiones de entrar en el Gobierno, Iglesias anunció la puesta en marcha de una consulta a sus militantes sobre el sentido de su voto en la investidura.

Las bases del partido tienen hasta el jueves 18 para elegir si prefieren un Gobierno de coalición o aceptan un Gobierno “diseñado únicamente por el PSOE”. Para la politóloga Monge, “esta consulta es dura en las formas, se plantea en el momento menos apropiado y no reúne todas las propuestas que hicieron el PSOE”.
 

 
Pacto con Podemos o nuevas elecciones en noviembre

Para la Monge, “el problema es que las negociaciones giraron en torno a nombres y sillas en vez de girar en torno a un programa”. El próximo lunes, se espera que Pedro Sánchez presente un programa de izquierdas y con propuestas claves. “Podemos no podrá rechazarlo o pasará por un partido que solo quiere poder”, concluye el catedrático.

Tras el debate del lunes 22 de julio, el 23 tendrá lugar la primera votación en la que Sánchez deberá sacar mayoría absoluta. De no ser así, una segunda votación por mayoría simple se producirá el jueves 25. Si la investidura no prospera, Sánchez amenazó con no volver a intentar ser investido en septiembre, lo que abocaría a nuevas elecciones en noviembre. “Un farol” según Vallespín.

Sánchez tiene ahora menos de una semana para convencer. Pero Calderón recuerda: “una semana es mucho tiempo para conseguir Gobierno, hay imperios que cayeron en menos tiempo”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.