Saltar al contenido principal

La capitana Carola Rackete exige a Europa que "actúe", tras ser interrogada

La capitana alemana, Carola Rackete, junto a la portavoz de Sea Watch, Giorgia Linardi, en la salida de los juzgados de Agrigento (Sicilia) tras prestar declaración.
La capitana alemana, Carola Rackete, junto a la portavoz de Sea Watch, Giorgia Linardi, en la salida de los juzgados de Agrigento (Sicilia) tras prestar declaración. Guglielmo Mangiapane / Reuters

La capitana del barco de rescate Sea-Watch 3 permaneció durante cuatro horas en el interrogatorio de la Fiscalía en Sicilia por haber desembarcado a 40 migrantes en Italia, por lo que fue detenida durante tres días.

Anuncios

Carola Rackete ha tenido la oportunidad de responder ante el juez las preguntas de la Fiscalía italiana por su implicación en el rescate y desembarco de 40 inmigrantes en las costas italianas tras 17 días a la deriva con ellos en su barco.

El interrogatorio se desarrolló en medio de una gran expectación y tras su realización la activista pidió a Europa “que a partir de ahora se haga todo lo posible para evitar estas situaciones y que todos los países europeos acepten a las personas rescatadas”.

La capitana alemana saltó a los titulares tras su arresto el 29 de junio por intentar desembarcar en el puerto italiano de Lampedusa a los 40 migrantes que había rescatado su embarcación 17 días antes mar adentro. Esta intentona se realizó a pesar de la prohibición que había decretado el ministro de Interior de extrema derecha italiano, Matteo Salvini.

El caso Rackete conmocionó a media Europa y provocó diversas protestas y declaraciones contra la política migratoria de Matteo Salvini y en favor de la liberación de la capitana del barco Sea-Watch 3. Luego de tres días de arresto, la jueza Alessandra Vella decidió retirar el arresto cautelar y ponerla en libertad, algo que no gustó a la Fiscalía italiana y que propició la petición de un recurso de apelación.

El abogado de la investigada, Alessandro Gamberini, aseguró que el interrogatorio fue “sencillo” y que tan solo se han limitado ha presentar “toda la documentación y los diarios de a bordo de la embarcación para demostrar que era de imperiosa necesidad entrar en el puerto de Lampedusa”.

Gamberini reiteró además que “es algo totalmente normal rescatar a personas cuya vida corre un grave peligro al estar a la deriva en alta mar” y afirmó que la actuación es totalmente “legal”. Además, confirmó que la alemana podrá volver a su país desde ya y no deberá permanecer en Italia retenida.

Unos manifestantes apoyan a Carola Rackete a la salida de los juzgados con una pancarta que reza “salvar vidas en el mar no es un crimen”.
Unos manifestantes apoyan a Carola Rackete a la salida de los juzgados con una pancarta que reza “salvar vidas en el mar no es un crimen”. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Tras su declaración, Rackete queda pendiente de la decisión del juez y de las posibles causas que le pueden incriminar por ingresar en aguas italiana a pesar de una orden de detención directa y por facilitar la entrada de inmigración ilegal en el país.

"Heroína para unos, "criminal" para otros

El caso Rackete ha vuelto a provocar controversia en torno a la figura del ministro de Interior italiano Matteo Salvini. Desde su llegada se ha impuesto una línea dura contra la inmigración, que ya incautó en marzo de 2017 a la embarcación española Open Arms.

Salvini ha acusado a las organizaciones que dirigen los barcos de rescate de migrantes de “colaboracionistas de las mafias” durante los últimos meses y ha tildado a Rackete de “criminal”.

Sin embargo, la actuación del Sea-Watch 3 ha suscitado el apoyo de la ciudad de París con una donación de 100.000 euros a la causa y el reconocimiento con una medalla de oro a la causa de Rackete en el Parlamento de Cataluña.

Con EFE y Reuters.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.