Saltar al contenido principal

Japón: aumenta el número de muertos tras un incendio premeditado en un estudio de animación

Una vista aérea muestra a los bomberos combatiendo un incendio en el edificio donde un hombre inició un incendio luego de rociar un líquido en un estudio de tres pisos de Kyoto Animation Co. en Kyoto, al oeste de Japón, el 18 de julio de 2019.
Una vista aérea muestra a los bomberos combatiendo un incendio en el edificio donde un hombre inició un incendio luego de rociar un líquido en un estudio de tres pisos de Kyoto Animation Co. en Kyoto, al oeste de Japón, el 18 de julio de 2019. Mandatory Kyodo / via Reuters

Unas 27 personas fallecieron tras un incendio premeditado en un estudio de animación en Kyoto, al oeste de Japón. Las conflagraciones se habrían producido luego de que un hombre roseara el edificio con líquido inflamable.

ANUNCIOS

Las llamas fueron cediendo lentamente y le dieron paso a un denso humo blanco que terminó por disiparse del edificio que alberga los estudios de Kyoto Animation. Ahora solo quedan los restos de una tragedia: paredes negras por donde pasó el fuego, incertidumbre y dolor.

Las autoridades intentan contener el fuego que poco a poco ha ido perdiendo fuerza. En un primer momento, las autoridades confirmaron al menos13 muertos, pero un responsable del equipo de bomberos de la ciudad declaró a los periodistas que diez personas más habían sido encontradas al interior del recinto sin signos vitales. De momento, las autoridades confirmaron 27 fallecidos y cerca de 36 heridos.

Esta vista aérea muestra la escena de rescate y recuperación después de que un incendio en un edificio de una compañía de animación matara a unas 23 personas en Kyoto, Japón, el 18 de julio de 2019.
Esta vista aérea muestra la escena de rescate y recuperación después de que un incendio en un edificio de una compañía de animación matara a unas 23 personas en Kyoto, Japón, el 18 de julio de 2019. Jiji Press / AFP

El incendio se habría producido de manera intencional pasadas las 10:00 de la mañana hora local, según informó la emisora pública japonesa ‘NHK’ en el edificio en el que habían unas 70 personas. La policía arrestó a un hombre de 41 años que habría gritado “muere”, mientras vertía lo que parecía ser gasolina dentro de la edificación de tres pisos. El presunto sospechoso, resultó herido y fue trasladado a un hospital por lo que la policía no ha podido investigarlo, aseguró también ‘NHK’.

Una vecina que presenció el momento en el que los policías capturaban al posible autor del premeditado incendio señaló que el sujeto llevaba un tatuaje en su vientre y que se quejó de que había sido "engañado" por la compañía, sin dar mayores detalles.

Otro testigo narró otra parte de la tragedia. "Escuché el sonido de los camiones de bomberos y salí de mi casa, y vi grandes llamas saliendo del edificio", dijo ‘NHK’ citando a un niño de 16 años. Su relato continuó. "Los oficiales del departamento de bomberos intentaban rescatar a los heridos en un parque cercano, pero parecía que no había suficientes (hombres para ello)", aseguró el menor.

El primer ministro, Shinzo Abe, calificó el incendio de “asesinato premeditado” y envió sus condolencias a las familias de las víctimas. “Hoy, en el caso del asesinato premeditado que ocurrió en Kyoto, hay un gran número de víctimas. No hay palabras para tanta miseria. Me gustaría expresar mis condolencias a las personas lesionadas y rezar por su rápida recuperación”, fue el mensaje completo de Abe en su cuenta de Twitter tras el hecho.

Japón y los pocos ataques premeditados que han conmocionado al país

Este ataque premeditado al edificio de animación ha conmocionado a Japón, un país conocido por sus bajas tasas de criminalidad. Los delitos violentos son poco comunes allí, pero incidentes ocasionales de alto perfil han puesto en relieve lo poco habitual que es para sus habitantes presencias este tipo de hechos.

Hace menos de dos meses, un hombre que empuñaba un cuchillo, atacó a un grupo de alumnas en una parada de autobús en Kawasaki, ciudad al sur de Tokio. Una niña y el padre de otra menor fallecieron y una docena de pequeños resultaron heridos.

Y 2016, un hombre armado con un cuchillo irrumpió en una instalación para discapacitados en un pequeño pueblo cerca de Tokio y mató a 19 pacientes.

Ahora Kyoto Animation se viste de luto. Esta empresa, que tiene unos 160 empleados, fue creada en 1981 y produce películas de cine y programas de anime para la televisión como “K-ON!" y "Haruhi Suzumiya".

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.