Saltar al contenido principal

Merkel recuerda la “obligación de desobedecer” ante el nazismo

La canciller alemana, Angela Merkel, y la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, atienden la ceremonia en conmemoración de la "Operación Valkiria"
La canciller alemana, Angela Merkel, y la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, atienden la ceremonia en conmemoración de la "Operación Valkiria" Fabrizio Bensch / Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó a los miembros del complot militar que intentaron asesinar al dictador Adolf Hitler en 1944 y los describió como “patriotas”.

ANUNCIOS

Hace 75 años, el coronel Claus Schenk von Steuffenberg colocó un maletín con una bomba debajo de la mesa donde Adolf Hitler estaba reunido con su Estado Mayor, en Ketrzyns, en la entonces Prusia Oriental. Los explosivos no funcionaron correctamente, y a pesar de que causaron la muerte de cuatro personas, Hitler apenas sufrió heridas leves. Esa misma noche, Steuffenberg fue ejecutado.

Este sábado, la canciller alemana Angela Merkel encabezó los actos de conmemoración de este intento de derrocamiento en Bendlerblock, sede del ministerio de Defensa y el lugar donde Stauffenberg murió.

"Hay momentos en que la desobediencia es obligatoria", recordó Merkel, quien definió al coronel rebelde y su grupo como "patriotas" y subrayó el "derecho a la resistencia" en defensa de la democracia. La canciller también llamó a "cuidar su memoria para que las lecciones de la historia no se desvanezcan".

La nueva ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, también participó en la ceremonia. "Fueron soldados modelos que se levantaron contra la tiranía", apunto la nueva responsable de esta cartera. Kramp-Karrenbauer asumió el cargo en reemplazo de Ursula von der Leyen, quien fue recientemente elegida presidenta de la Comisión Europea. Además, la nueva ministra de Defensa está llamada a ser la sucesora política de Merkel.

Kramp-Larrenbauer tuiteó que "los ciudadanos en uniforme están especialmente al servicio" de la misión de "enfrentar las incitaciones populistas e incendiarias". La ceremonia también incluyó la jura de bandera de nuevos miembros de las fuerzas de seguridad.

La "Operación Valkiria", el controvertido intento de asesinato de Hitler

El asesinato fallido de Hitler, conocido como la "Operación Valkiria", fue preparada por un grupo de aristócratas y militares que intentaron frenar la dictadura nazi. Stauffenberg, el cabecilla, era un coronel de 36 años que había perdido un ojo, la mano derecha y dos dedos de la izquierda en África.

El coronel fue ejecutado la misma noche del atentado, junto con varios integrantes del grupo que había orquestado el ataque. Además, sus familiares sufrieron graves represalias por parte del régimen nazi.

La figura de Stauffenberg acarrea un controvertido debate alrededor de los motivos por los cuales intentaron acabar con Hitler. Algunos sostienen que los integrantes del complot no actuaron para evitar el terror del nazismo sino para poner fin a una guerra que Alemania estaba perdiendo.

De no haber fallado en el atentado, se calcula que se podrían haber evitado los millones de muertos que cayeron en el último año del Tercer Reich, que capituló en mayo de 1945.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.