Saltar al contenido principal

Ortega cierra la puerta al diálogo en Nicaragua, en el 40 aniversario de la revolución sandinista

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pronuncia un discurso en el 40 aniversario de la revolución sandinista en Managua, Nicaragua, este 19 de julio de 2019.
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pronuncia un discurso en el 40 aniversario de la revolución sandinista en Managua, Nicaragua, este 19 de julio de 2019. Oswaldo Rivas / Reuters

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, encabezó los actos de celebración de las cuatro décadas desde la revolución sandinista. En su discurso, alejó la posibilidad de un diálogo con la oposición.

ANUNCIOS

Para el presidente Daniel Ortega, el diálogo con la oposición política no tiene cabida en Nicaragua. Así lo dijo en su discurso de conmemoración por el 40 aniversario de la revolución sandinista, este viernes 19 de julio en Managua, la capital del país.

“¿El diálogo con quién?”, se preguntó el mandatario. “Con campesinos, artesanos, pequeños productores”, se respondió Ortega, “con aquellos que están dispuestos a trabajar por la paz y el desarrollo económico y social en este país (…) Es el único diálogo que tiene sentido, el único diálogo que tiene cabida”.

Con estas palabras, Ortega cerró la puerta a reanudar las negociaciones con la Alianza Cívica, la plataforma política opositora, la cual había pedido volver a la mesa de diálogo a partir del 31 de julio. El líder nicaragüense también descartó la posibilidad de celebrar elecciones anticipadas, otra de las peticiones de la oposición.

Los reclamos de la Alianza Cívica responden a los de la Organización de Estados Americanos (OEA), que en junio de este año lanzó un ultimátum al Gobierno de Ortega y decidió empezar a aplicarle sanciones si en un máximo de 75 días no daba pasos para resolver la crisis política que atraviesa el país. Entre otras cosas, la OEA pidió a Nicaragua liberar a todos los presos que participaron en las protestas políticas contra Ortega y que las autoridades dejen entrar a las organizaciones internacionales.

A la conmemoración del aniversario sandinista acudió la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien también pronunció un discurso para advertir de las "peligrosas amenazas contra las tres revoluciones, contra Cuba, Nicaragua y Venezuela", en medio de "bloqueos económicos criminales".

Ortega: "Ningún estado tiene la potestad de sancionar a otro"

El presidente nicaragüense también arremetió contra Estados Unidos. Desde diciembre de 2018, Washington impone sanciones individuales a miembros del Gobierno de Ortega y funcionarios próximos a él, entre los cuales se encuentra la esposa de Ortega y vicepresidenta del país, Rosario Murillo; su consuegro y jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz; y uno de los hijos de la pajera presidencial, Laureano Ortega Murillo.

“No podemos admitir sanciones, porque para que se aplique una sanción tiene que estar fundamentada en el Derecho Internacional, de lo contrario ningún estado tiene la potestad de sancionar a otro estado”, clamó Ortega, quien tildó las sanciones económicas de “chantaje”.

Además de las restricciones individuales, el Gobierno estadounidense también limitó el acceso de Nicaragua a préstamos internacionales de entidades como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La crisis en Nicaragua ha dejado 326 muertes

Hasta ahora, el diálogo entre el Gobierno nicaragüense y la oposición ha sido intermitente, después de que en abril de 2018 estallara la crisis política que el país aún atraviesa, motivada por la falta de libertades y de derechos que denuncia la oposición.

Desde el inicio del conflicto sociopolítico, se registraron al menos 326 víctimas mortales, aunque los organismos locales elevan la cifra a 595 y el Gobierno la reduce a 200.

Daniel Ortega, a la izquierda, conforma la Junta Sandinista junto con otros compañeros del FSLN en los días de su victoria, en julio de 1979 en León, Nicaragua
Daniel Ortega, a la izquierda, conforma la Junta Sandinista junto con otros compañeros del FSLN en los días de su victoria, en julio de 1979 en León, Nicaragua UPI / AFP

Ortega es presidente de Nicaragua desde 2006, aunque ya lo había sido durante un mandato en 1984. Fue uno de los comandantes de la guerrilla Frente Sandinista de Liberación Nacional, organización de izquierdas que derrocó la dictadura de Anastasio Somoza en 1979.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.