Saltar al contenido principal

Cuba y el fantasma de los apagones

En la foto tomada en La Habana hace 15 años cuando hubo un racha de apagones, el joven Raidel Rodríguez se ve estudiando a la luz de una vela. Hoy Raidel tiende 23 años vive en Miami y curiosamente, trabaja en una compañía eléctrica estadounidense. José Goitia.
En la foto tomada en La Habana hace 15 años cuando hubo un racha de apagones, el joven Raidel Rodríguez se ve estudiando a la luz de una vela. Hoy Raidel tiende 23 años vive en Miami y curiosamente, trabaja en una compañía eléctrica estadounidense. José Goitia.

El fantasma de los apagones resurge en Cuba a raíz de la actividad creciente en las redes sociales, algo nuevo en la isla pues internet llegó a los teléfonos en diciembre de 2018.

ANUNCIOS

En redes sociales proliferan las denuncias de apagones a lo largo del país y las noticias falsas y la falta de comunicaciones del Gobierno alimentan el debate.

Miriam Hernández, en el barrio Luyano de La Habana, está molesta porque las repetidas interrupciones afectan a sus aparatos electrónicos, como teléfonos o refrigeradores, que no tienen protectores de tensión, difíciles de encontrar en las tiendas cubanas.

El Gobierno confirmó que hay apagones, pero explica que no son debidos a la escasez del combustible sino a operaciones de mantenimiento y roturas accidentales en la redes eléctricas.

Fidel Castro lanzó en 2004 una campana de “revolución energética” que se basó en “un programa de sustitución de las viejas centrales termoeléctricas por generadores eléctricos, a fin de disponer de un sistema sin fallas y suficiente para la nación, y en la renovación de los viejos equipos electrodomésticos.”

Pero entre deudas y enemistad política, estos generadores tuvieron sus problemas: la empresa Vasca Guascor (que instaló una buena cantidad de estos generadores en la isla y en Venezuela) le falló a Cuba y al acuerdo con el grupo Geysel (Unión Eléctrica de Cuba). Dejó de abastecer a Cuba en piezas de respuesto cuando fue comprada por la empresa estadounidense Dresser-Rand.

El verano es época de alta demanda eléctrica debido al calor. Este mismo calor mezclado con los aguaceros tropicales de estos días favorece toda una serie de incidentes eléctricos.

¿El desabastecimiento de petróleo venezolano está detrás de los temidos apagones?

La respuesta del Gobierno es no. Pero el cubano de la calle ve claramente las largas colas en las gasolineras que hace años no se veían. Esto, de acuerdo con las autoridades, se debe a un aumento de vehículos que circulan 10% más en comparación al año pasado.

Pero en la calle no se ven más vehículos, sigue igual la 5ta avenida, hasta se puede decir que hay menos vehículos entre los extranjeros de empresas mixtas y diplomáticos de vacaciones en sus respectivos países y los centros de trabajo en todo el país a “medio clotche” (a ritmo reducido) como suelen decir los cubanos.

Los apagones siempre han sido un tema muy político, como en Venezuela, cuando el país vivió días de oscuridad durante la ofensiva de la oposición. Probablemente en Cuba las autoridades no quieren ni oir hablar de este concepto “apagones programados” que recuerdan a 1994 y 2004.

La gente chatea en internet en un hotspot park en La Habana, Cuba, el 25 de junio de 2019.
La gente chatea en internet en un hotspot park en La Habana, Cuba, el 25 de junio de 2019. Alexandre Meneghini / Reuters

Fuera y dentro de Cuba se menciona la idea de “agosto caliente” en referencia al “Maleconazo” de 1994 cuando la gente se lanzó al Malecón manifestando. Pero hace falta recordar que, si por cierto, había apagones en aquella época lo que lanzó la gente a la calle (un solo día, una sola manifestación) fue por el tema migratorio: la gente se quería ir y lo logró... se fueron miles en balsas y otros botes de fortuna. Hoy, el tema migratorio no está al orden del día, todo cubano puede salir libremente del país, claro, hace falta una visa, pero eso ya es un problema mundial y el país de Donald Trump no quiere más migrantes.

Falta esperar si los próximos días serán de más apagones, si las gasolineras serán reabastecidas para comprobar las declaraciones del Gobierno cubano. Mientras tanto, algunos supermercados estatales, como el del barrio Flores de La Habana, mandan a apagar los aires acondicionados de 11 de la mañana a la una de tarde, en una medida de ahorro.

Otro, en la calle 76 de Miramar, con poquísimos clientes, goza de una temperatura polar y no todo el mundo tiene la misma percepción de si el momento es de retorno al periodo especial o no. Las autoridades prefieren hablar de “tensión económica”.

Línea de autos para comprar combustible en una estación de servicio en La Habana, Cuba, el 19 de julio de 2019.
Línea de autos para comprar combustible en una estación de servicio en La Habana, Cuba, el 19 de julio de 2019. Alexandre Meneghini / Reuters

Otro tema recurrente, el de las tiendas desabastecidas: estas parecen estabilizarse, en comparación con el desabastecimiento importante de las semanas pasadas. Los precios se ven estables aunque todo el mundo apuesta que con las recientes medidas de aumentos salariales importantes en el sector público, los precios de los vendedores privados podrían desatar un fenómeno inflacionista.

Cuba se prepara a celebrar en Bayamo, 765 kms al Sureste de La Habana, el 60 aniversario de su revolución. Un funcionario mencionó que seria un acto modesto, ¿Se tratará de acoger a nuevos tiempos? Durante su juicio por participar al asalto al cuartel Moncada en 1953, Fidel Castro ya se preocupaba del tema energético declarando a la corte su intención de "llevar la corriente eléctrica hasta el último rincón de la isla", una meta que Fidel logró, pero están los altibajos de las relaciones internacionales.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.