Saltar al contenido principal
Escala en París

Ana Soto: "las hormonas controlan un montón de facetas de nuestra salud"

En esta edición de Escala En París conversamos con la bióloga argentina Ana Soto, quen durante los últimos años ha desarrollado investigaciones en torno a los disruptores endocrinos, una sustancia química que afecta principalmente a las hormonas. Recientemente, la científica latinoamericana recibió la medalla al mérito Grand Vermeil de la Alcaldía de París por sus aportes a la investigación sobre esas sustancias.

Anuncios

Ana Soto es considerada una de las pioneras en las investigaciones sobre los disruptores endocrinos. Gracias a ese trabajo en 1987 descubrió el Nonilfenol, una labor que compartió con el también científico argentino Carlos Sonnenschein, en la Universidad estadounidense de Tufts, en Boston.

Poco se conoce acerca de los disruptores endocrinos. Soto explica que esta es una sustancia química que afecta al sistema endocrino del organismo. Dicho de otra manera, este producto actúa sobre las hormonas que regulan algunas funciones como el metabolismo, la reproducción y el comportamiento, entre otros. El disruptor puede actuar y alterar el sistema hormonal, lo que puede llegar a causar diferentes patologías.

"Con los disruptores, esas hormonas son sintetizadas o son destruidas por el organismo. Es complejo, pero a fin de cuentas el animal o la persona expuesta va a tener problemas importantes porque esas hormonas controlan un montón de facetas de nuestra salud", dijo Soto durante una conversación con la periodista de RFI, Aida Palau.

Soto se define como una persona discreta a la hora de hablar de los reconocimientos recibidos. Sin embargo, la Alcaldía de París (Francia) le otorgó la medalla Grand Vermeil por sus aportes a la investigación sobre estas sustancias.

"Fue una linda sorpresa porque es un reconocimiento al trabajo que yo he hecho que ellos llaman activismo científico. Cuando uno encuentra algo que afecta a la salud de la población y ONG o gobiernos me piden la opinión, yo la doy porque considero que es mi obligación", explicó durante la entrevista.

La científica argentina sostiene que gracias a su trabajo se ha podido establecer una relación entre los disruptores endocrinos, la alteración de las hormonas, y algunas patologías que presenta una parte de la población en los países desarrollados. Por ello destaca el esfuerzo que realiza Francia para colocarse al frente de todo este movimiento.

"Fuimos convocados cuando estaban pensando qué hacer con los biberones de plástico que contenían Bisfenol A, y los suspendieron hace ya diez años. También hemos dado nuestro testimonio en la Asamblea Nacional y por ello hay dos leyes creadas para proteger a la población de los disruptores endocrinos", explicó la bióloga argentina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.