Saltar al contenido principal

Irán revela el arresto de 17 espías de la CIA, algunos condenados a muerte

Manifestantes iraníes queman una bandera improvisada de Estados Unidos durante un mitin en la capital, Teherán, Irán, el 10 de mayo de 2019.
Manifestantes iraníes queman una bandera improvisada de Estados Unidos durante un mitin en la capital, Teherán, Irán, el 10 de mayo de 2019. STR / AFP

La Inteligencia iraní dijo haberlos detenido entre marzo de 2018 y marzo de 2019, desmantelando así a una “célula” que trabajaba para EE. UU. Mientras Trump y Pompeo desmienten, el anuncio llega en el pico más alto de las tensiones con Irán.

ANUNCIOS

El desmantelamiento de una “célula de espías”, es el nuevo frente de Irán. Su Inteligencia reveló este 22 de julio haber arrestado a 17 espías iraníes que trabajaban para la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y anunció haberlos entregado al Poder Judicial, que los condenó a muerte o a “largas” penas de prisión por haber “colaborado consciente y deliberadamente” con EE. UU.

El anuncio llega ahora, a través del jefe del antiespionaje iraní, pero las detenciones habrían tenido lugar entre marzo de 2018 y marzo de 2019. Según Teherán, estos espías no estaban en contacto entre ellos, sino que cada uno formaba parte de una red mediante la cual se comunicaban con un agente de la CIA. Bajo su supuesto rol de informadores, simulaban ser empleados “en centros del sector privado sensibles y vitales” como el área nuclear y militar, del que recopilaban “información clasificada”.

Una información que habían aprendido a enviar al extranjero, gracias a un entrenamiento de EE. UU. De acuerdo con el Ministerio de Inteligencia, los 17 incrustaban datos dentro de piedras que dejaban en la calle o en parques, y eran contactados por la CIA en ponencias científicas en África, Asia y Europa, en las que les escribían por internet, prometiéndoles dinero, visados y una residencia.

Irán demostrará este espionaje en un documental

En su versión, Irán afirma que algunos de los espías habían caído en una “trampa” de la CIA: “Algunos fueron interceptados cuando hacían una petición de visa, otros ya las tenían, pero fueron sometidos a las presiones de la CIA en el momento de renovarlas”. Si bien, dice que ofrecerá más detalles a partir de un documental que emitirá al país por televisión y que mostrará escenas como la de un oficial de la CIA reclutando a un hombre iraní en Emiratos Árabes Unidos.

El pasado mes de junio, Teherán dijo haber truncado una supuesta red de espionaje cibernético, creada también por la agencia y que tuvo “un rol importante en las operaciones de la CIA en diferentes países”. Pero en su rueda de prensa, no aclaró si se trata de la misma. Solo insistió en que los sentenciados a la pena capital habían sido culpables de “corrupción en la tierra”, que en la ley islámica supone la horca, mientras que otros irán a la cárcel porque “interactuaron con plena honestidad con la Inteligencia iraní y se aprobó su arrepentimiento”.

La guinda de esta historia de espías es que, siempre según Irán, la CIA habría dado la orden de eliminar los 17 documentos de identidad falsos que tenían, al conocer que los servicios secretos han destapado el caso, y cuentan con fotografías y archivos de los implicados.

Trump: "Solo más mentiras y propaganda"

Tras conocerse la noticia, el primer gran alfil en reaccionar fue el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, que rechazó que fuera verdad, ya que “el régimen tiene una larga historia de mentiras (…) tomaría con distancia cualquier afirmación iraní sobre las acciones que tomaron”.

Luego fue el presidente Trump el que desestimó que los iraníes detenidos fueran espías de la inteligencia estadounidense. "La información sobre la captura de Irán de espías de la CIA es totalmente falso. Nada de verdad. Solo más mentiras y propaganda", dijo en Twitter el magnate y agregó que Irán es un "completo desastre".

Y es que este vaivén de acusaciones es habitual entre Irán y EE. UU., especialmente desde el retiro de este último del acuerdo nuclear de 2015 y las sanciones económicas que le ha ido imponiendo a Irán. Lo que llama la atención es que hoy la República iraní haya informado de unas detenciones de hace meses, cuando se encuentra en crisis con varios países a la vez. Sobre todo, con Reino Unido, por la incautación del petrolero británico Stela Impero, y con Occidente y países aliados de EE. UU. por la situación en el Golfo Pérsico.

“Irán está librando una guerra de la información, está tratando, no solamente demostrar al mundo la situación, sino también de ganar esta guerra dentro de casa. Por eso, no solo han anunciado el desmantelamiento de estas células de espías, sino que van a mostrar un documental donde recrean cómo operaban cada uno de ellos. Hoy la prensa dice que Irán ha logrado equilibrar la balanza y mostrar al mundo lo que están haciendo con Irán”, sentenció Catalina Gómez Ángel, corresponsal de France 24 en el país.

Con Reuters, EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.