Saltar al contenido principal

Miles en Puerto Rico siguen de protesta y no prevén parar hasta que renuncie Rosselló

Varios artistas se unen a los manifestantes durante una protesta pidiendo la dimisión del gobernador Ricardo Rosselló en San Juan, Puerto Rico 22 de julio de 2019.
Varios artistas se unen a los manifestantes durante una protesta pidiendo la dimisión del gobernador Ricardo Rosselló en San Juan, Puerto Rico 22 de julio de 2019. Marco Bello / Reuters

Que Ricardo Rosselló no se presente a una reelección o haya dimitido de su partido no ha bastado para los boricuas. Miles vuelven a llenar las calles con una décima marcha y un paro nacional con lo que esperan la renuncia total de su gobernador.

ANUNCIOS

Un día más, y ya van diez, San Juan es testigo del hastío boricua. Desde primeras horas de la mañana de este 22 de julio, miles de puertorriqueños han llenado la capital, con una nueva marcha y un paro nacional convocado por los sindicatos que, pese a tener distintas formas, buscan lo mismo: la renuncia del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, y el inicio de un juicio político en su contra.

Y es que el anuncio de Rosselló de este domingo 21 de julio, sobre su renuncia a una reelección en 2020 y su abandono del partido, el gobernante Partido Nuevo Progresista, no ha bastado. La mayor parte del pueblo boricua que se ha citado hoy en el estadio Hiram Bithron exige su dimisión completa y no piensa desistir hasta lograrlo.

"No vamos a parar". Así lo decía a EFE Yumarie, una ciudadana del sur de la isla, que añadía que "esto no lo había visto nunca, ¡nunca! Que no se quede nadie en casa hoy. ¡Este ladrón (Ricardo Rosselló) se tiene que ir!". Lo que complementaba una manifestante enfermera con la certeza de que "el chat no es el problema. El problema es que nos han estado robando todos estos años, nos han mentido y creían que nos podían engañar; ya lo hicieron con los muertos del huracán María, otra vez, no".

Más que un chat, años de crisis política, económica y social

La explosión de estas manifestaciones la motivó hace diez días 900 páginas de un chat en el que Rosselló criticaba, insultaba y se burlaba de políticos de la oposición, miembros de la comunidad LGBT, afectados por el huracán, periodistas y hasta artistas reconocidos de la isla, como Ricky Martin, con mensajes homófobos y sexistas.

No solo Rosselló participó de ese chat, también lo hicieron miembros de su Ejecutivo, pero es 'Ricky', como lo llaman en la isla, a quien se le responsabiliza de haber "vendido lo que queda de país".

Un país que en 2017 sufrió 4.600 muertes y la devastación de María; que está dividido entre los que creen en un Gobierno amigo de Donald Trump y uno independiente del yugo estadounidense y sin la atadura de ser un Estado Libre Asociado; que padece corrupción de sus fondos; mientras que, en el medio, la mayoría sufre pobreza y paga de forma directa o indirecta una deuda pública impagable, que asciende a 73.000 millones de dólares y le impide al país aprovechar sus ingresos o acceder a otros mercados.

Es por estas razones, y no solo por el chat, que la ciudadanía ha salido a marchar de forma masiva, con una petición a la Asamblea Legislativa para que juzgue a Rosselló. Por ahora, el gobernador ha dado "la bienvenida" a este proceso, "el cual enfrentaré con toda la verdad, fuerza y de manera responsable".

"Un sector significativo de la población se manifiesta desde hace días y soy consciente de la insatisfacción y el malestar que sienten (…) Puerto Rico tendrá la oportunidad de elegir un nuevo liderato. Corresponde ahora, en los meses que quedan, continuar el trabajo que se me fue confiado y en entregar a mi sucesor o sucesora un Gobierno con indicadores económicos positivos, enfocado en salir de la crisis económica y social que llevamos por años", sigue sosteniendo Rosselló.

La Fortaleza, sede del Gobierno, es a lo largo de este lunes 22 de julio el foco de la protesta, que una vez más estará vigilada por la policía. Medios como El Nuevo Día hoy se lo volvían a advertir a Rosselló: "Gobernador, es hora de escuchar a la gente: tiene que renunciar".

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.