Saltar al contenido principal

Negativa parlamentaria a Pedro Sánchez empuja un Gobierno de coalición en España

Pedro Sánchez, reacciona en el Parlamento en Madrid, España, el 23 de julio de 2019.
Pedro Sánchez, reacciona en el Parlamento en Madrid, España, el 23 de julio de 2019. Sergio Pérez / Reuters

El líder socialista Pedro Sánchez no logró el respaldo de los diputados para presidir nuevamente el Gobierno. Obtuvo 124 votos a favor y 170 en contra. Ahora tiene 48 horas para lograr reunir los apoyos necesarios.

ANUNCIOS

Pedro Sánchez sigue en la encrucijada. Este 23 de julio el Congreso no lo respaldó en su misión para ser investido presidente el Gobierno español. 124 votos a favor, 170 en contra y 52 abstenciones fue el resultado de la esperada votación en la Cámara Baja. El político socialista necesitaba 176 votos para lograr su investidura.

Al no obtener los apoyos necesarios en esta primera votación, habrá una segunda jornada el jueves, lo que mete presión para un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, partido que ha pedido tener una presencia fuerte en este Gobierno.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Sánchez fue la fuerza más votada en las elecciones generales de abril pero no llegó a la mayoría absoluta, por lo que las negociaciones entre el PSOE y otras fuerzas han sido protagonistas en las últimas semanas.

En la votación de este 23 de julio, el partido Unidas Podemos decidió abstenerse mientras continúa negociando con los socialistas un acuerdo de coalición. La fuerza de izquierda que lidera Pablo Iglesias lo decidió así de último momento, en un gesto que es visto como una muestra de voluntad para llegar a un acuerdo con Sánchez antes de la segunda y decisiva votación.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, convocó de nuevo al pleno el 25 de julio, cuando tendrá lugar una segunda votación de los mismos diputados en la que Sánchez solo necesitará más votos afirmativos que negativos, una mayoría simple.

Necesitará para esta mayoría el apoyo de Unidas Podemos y otros abstencionistas. Las esperanzas de Sánchez dependen de las negociaciones que su partido mantiene con la formación de izquierda, del que depende en mayor parte que Sánchez siga en La Moncloa.

El único voto que se sumó a los 123 diputados del PSOE a favor de Sánchez fue el del legislador de un pequeño partido regionalista de Cantabria, región al norte de España.

Los votos negativos llegaron del Partido Popular, Ciudadanos, Vox, ERC y JxCat y otras formaciones políticas menores de corte conservador.

Prácticamente todos las demás formaciones políticas se abstuvieron.

Dos días clave para Sánchez para lograr su reelección

Sánchez tendrá otra oportunidad, que aparentemente será más viable porque solo necesitará más votos a favor que en contra. Sin embargo, aún así depende del apoyo de Podemos.

Las relaciones han sido tensas los últimos días, pues Sánchez señaló como "imposibles" las exigencias de la fuerza de izquierda. Pero tanto Unidas Podemos como el PSOE han dicho que quieren seguir negociando y tratar de cerrar un acuerdo para formar Gobierno.

Si fracasa por segunda vez, Sánchez tendrá un tercer y último chance en el Parlamento en septiembre, que de ser negativo terminará en convocatoria a elecciones.

Usualmente en España, el aspirante a la Presidencia del Gobierno que ganó las elecciones sin una mayoría absoluta suele acudir al debate de investidura con un acuerdo cerrado para ser elegido.

El día anterior, Sánchez presentó su programa de Gobierno ante el Congreso, propuesta que describió como "progresista, feminista y ecologista", el referente del PSOE.

El líder socialista no hizo referencias a los lineamientos que está negociando con UP y evitó referirse al pulso independentista con Cataluña, uno de los escenarios de mayor tensión entre sus potenciales socios.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.