Saltar al contenido principal

Francia busca autorizar la procreación asistida a lesbianas y solteras

Katharina y Adeline posan el 19 de julio de 2019 en Toulouse con su hijo de 6 meses concebido con reproducción de asistencia médica (PMA) en Dinamarca.
Katharina y Adeline posan el 19 de julio de 2019 en Toulouse con su hijo de 6 meses concebido con reproducción de asistencia médica (PMA) en Dinamarca. Eric Cabanis / AFP

Así está previsto en el proyecto de ley de bioética que fue presentado en el Consejo de Ministros. El texto legisla también sobre los tests genéticos y los experimentos con embriones.

Anuncios

Hasta ahora una mujer soltera que quería tener un hijo en Francia, no podía intentar una inseminación con un donante anónimo. Lo mismo una mujer lesbiana. Las mujeres con mayores recursos partían a algún país vecino, Bélgica, España o Suiza, donde sí es aceptado.

La apertura de la procreación medicamente asistida PMA para mujeres solas o lesbianas, una promesa de campaña del presidente Emmanuel Macron,  es el artículo de mayor impacto social que incluye el proyecto de Ley de Bioética que este 24 de julio finalmente, después de años de debates ciudadanos, fue presentado por las ministras de salud, Agnès Buzyn, de Justicia, Nicole Belloubet y de Investigación, Frédérique Vidal, al Consejo de ministros francés.

El texto prevé que la PMA sea reembolsada económicamente por la seguridad social francesa, para evitar justamente los viajes al extranjero. En la radio 'France Inter' la ministra Buzyn consideró que sin este reembolso, el nuevo derecho sería solo "formal", pues eran muchas mujeres las que iban al extranjero para convertirse en madres. La ministra explicó que de esta manera la ampliación de la PMA favorecería a "unas 2.000 mujeres al año. Hoy en día la procreación médica asistida alcanza a 150.000 actos médicos por año", agregó.

Ambas mujeres serán reconocidas como progenitoras

El texto establece además un dispositivo de filiación, es decir las dos mujeres serán reconocidas como progenitoras. Este dispositivo es específico para las parejas de lesbianas y fue propuesto por el Consejo de Estado en julio de 2018.

Pero algunas asociaciones están disconformes con la medida pues preferirían un solo dispositivo para todas las parejas, ya sea homosexuales o heterosexuales que recurren a una inseminación con donante anónimo.

Otro artículo del texto derivado de esta extensión de la PMA considera la posibilidad de levantar el anonimato de esos donantes. Muchos adultos nacidos de esas donaciones han comenzado a destacar la importancia de conocer su origen biológico. De esta manera el sistema que se usa desde los años 70 será modificado radicalmente. Al donar su esperma, cada hombre deberá aceptar obligatoriamente que el niño que haya nacido de su donación conozca su identidad una vez que sea adulto.

Esta discusión inspiró de hecho el documental 'Hijos del secreto', de Rémi Delescluse, él mismo nacido de una donación de gametos a una pareja homosexual. Según su película, "para muchos niños nacidos de la donación de gametos en Francia desde los años 70 (entre 70.000 y 100.000), la cuestión de los orígenes se ha vuelto una obsesión: "Este sufrimiento no está relacionado con la falta, ni con el hecho de no conocer al donante. Nace de la ira, porque es muy difícil aceptar que la información existe pero que estamos prohibidos", confía, y agrega que su trabajo no es una "película militante", reconoció  en medio de este debate hace algunas semanas a la radio 'France Info'.

Un debate menos duro que el de la ley de matrimonio igualitario

El gobierno espera que el debate de esta ley, que comenzará el 24 de septiembre, sea tranquilo entre los diputados. Según el primer ministro, Édouard Philippe, que venía del partido de Los Republicanos, “hay gente de derecha que es favorable a esta apertura".

Hace seis años, al comienzo del Gobierno de François Hollande, se produjeron masivas y duras manifestaciones durante la discusión del proyecto de ley del matrimonio homosexual, que reunieron a decenas de miles de personas en distintas ciudades francesas . Si bien frente a este nuevo proyecto parece haber más consenso social, el colectivo conservador La Manif pour tous que organizó la oposición al matrimonio gay en el 2013, espera también manifestar en las calles su rechazo.

"El que da sus espermatozoides lo hace por la ciencia"

Camille Clerc, una parisina de 44 años, recurrió hace cuatro años a la PMA en Bélgica. En conversación con France 24, explicó que "nunca tuve dudas sobre la calidad de los donantes de espermatozoides de este hospital belga, hay un control muy estricto".

La mujer explica que en su búsqueda de hospital en el país vecino, preseleccionó dos instituciones: "el primero me hizo un cuestionario psicológico y me rechazó porque consideraba que había tenido una ruptura sentimental muy reciente y temían que el bebé fuera un consuelo. El segundo me dio una entrevista directamente con la psicóloga. Estuve dos horas con ella y me explicó que en general no valoran los expedientes cuando la ruptura es muy reciente. Pero que a mi edad (40) era penalizarme. Como yo ya me estaba haciendo acompañar por una psicóloga en París, la especialista belga vio que estaba equilibrada, segura de mi decisión, y acompañada por todo un entorno que conocía mi proyecto, entonces validó mi postulación".

Clerc, que debió partir al extranjero para cumplir su sueño de ser madre, cree que no pudo hacer lo mismo en su país porque Francia "es una nación muy católica donde tiene un peso enorme la Iglesia".

Ella que debió organizar su vida en función de sus viajes a Bélgica, cree que "es aberrante que hasta ahora esté prohibida la inseminación de mujeres solteras o lesbianas, sobre todo porque hay muchas mujeres que se quedan embarazadas y que el hombre las abandona. O parejas que se separan y el hijo no ve nunca más a uno de sus padres. O mujeres que quieren tener un hijo y se embarazan de cualquiera. Yo, aunque hubiera podido embarazarme naturalmente, no quería hacerlo con un desconocido, no tenia ganas de que alguien vaya por allí sin saber que fue padre. Al menos el que da sus espermatozoides lo hace por ayudar a alguien y por la ciencia, ni siquiera les pagan”.

Con AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.