Saltar al contenido principal

Puerto Rico tras la renuncia de Rosselló, ¿ahora qué?

Un manifestante participa en las protestas contra el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló en San Juan. 22 de julio de 2019.
Un manifestante participa en las protestas contra el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló en San Juan. 22 de julio de 2019. Gabriella N. Baez / Reuters

Con la salida del gobernador, el cargo lo asumiría la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, cercana a Rosselló. Ella tendría que terminar el mandato y dar paso a unos comicios marcados por el descontento social.

Anuncios

Ricardo Rosselló deja su cargo como gobernador de Puerto Rico pero la isla no tendrá una transición rápida. De acuerdo con la Constitución boricua, en caso de una ausencia del jefe del Ejecutivo, es el secretario de Estado quien debería asumir el cargo.

Ese puesto lo ocupaba Luis Rivera, quien dimitió días después de que se destapara el escándalo de los chats el 13 de julio. Ante este doble vacío de gobernador y secretario de Estado, la ley dictamina que la siguiente en la lista sea la secretaria de Justicia. Se trata de Wanda Vázquez, que en principio podría estar en el poder por un largo periodo.

"La Constitución establece que quien reemplace al gobernador ocupará el puesto hasta que termine el término. Bajo la situación actual ocuparía el cargo hasta el 2 de enero de 2021", dijo a France 24 José Efraín Hernández, profesor de Ciencias Políticas y Gobierno en la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

Vázquez es una figura cercana a Rosselló y entre noviembre y diciembre de 2018 fue suspendida mientras se la investigaba por presuntamente haber intervenido en un caso. Se la acusaba de haber hecho injerencias en unas pesquisas sobre un robo a su hija para acelerar el proceso y presuntamente conseguir una condena mayor.

La funcionaria finalmente quedó libre de cargos, pero el caso dejó una mancha en su gestión. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, ha pedido la renuncia de la secretaria de Justicia en varias ocasiones.

Schatz es un rival político de peso de Vázquez. Él aspira a la Gobernación y el lunes asumió el liderato del Partido Nuevo Progresista (centro derecha), en lugar de Rosselló, quien renunció a dirigir su formación en medio del escándalo.

"Cuando la secretaria asuma como gobernadora podría enfrentar problemas similares a los de Rosselló"

Unas próximas elecciones que podrían amenazar al bipartidismo

En noviembre de 2020 Puerto Rico debe celebrar unas nuevas elecciones, con la incertidumbre de conocer qué impacto tendrá el escándalo de Rosselló en el bipartidismo tradicional.

"Dos partidos fuertes: el gobernante Partido Nuevo Progresista que aboga para que Puerto Rico sea el estado 51 de los Estados Unidos y el Partido Popular Democrático (centro) que defiende el 'statu quo' (Estado Libre Asociado), pero tiene miembros que abogan por otras fórmulas autonómicas como la Libre Asociación con los Estados Unidos", cuenta Hernández.

Rosselló se impuso en las pasadas elecciones con un 41,80% de los votos mientras que su rival David Bernier (PPD) obtuvo el 38,87%. De acuerdo con Néstor Duprey Salgado, doctor en historia y analista político, hay que destacar el 16% de los votos con el que se quedaron los candidatos independientes en dichos comicios.

Para Salgado, esa cifra tendrá un crecimiento exponencial y desembocará en las elecciones de 2020 "en nuevas opciones políticas, a menos que los partidos tradicionales hagan las transformaciones necesarias para recobrar la confianza ciudadana".

Una protesta pidiendo la renuncia del gobernador Ricardo Rossello frente a La Fortaleza en San Juan, Puerto Rico, el 21 de julio de 2019.
Una protesta pidiendo la renuncia del gobernador Ricardo Rossello frente a La Fortaleza en San Juan, Puerto Rico, el 21 de julio de 2019. Gabriella N. Baez / Reuters

Esa labor, la de recuperar la confianza, se muestra difícil para un territorio en bancarrota y que aún busca levantarse del huracán María, que se cobró cerca de 3.000 vidas en 2017.

Aparece así un horizonte político de descontento social con nuevos partidos políticos. Es algo similar a lo que se ha visto en países como España en donde Unidas Podemos y Ciudadanos irrumpieron en el bipartidismo del Partido Popular y el Partido Socialista.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.