Saltar al contenido principal

La ola de calor alcanzó un punto crítico en Europa este 25 de julio

El termómetro en París alcanzó una temperatura récord de 41 ° C, el jueves 25 de julio de 2019.
El termómetro en París alcanzó una temperatura récord de 41 ° C, el jueves 25 de julio de 2019. Dominique Faget / AFP

Las autoridades advierten que esta masa de aire cálido proveniente del norte de África alzará el mercurio por encima de los 40 grados centígrados en varias ciudades de Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Suiza.

Anuncios

Mientras todavía resuena el discurso de la joven Greta Thunberg en la Asamblea Nacional advirtiendo contra el calentamiento global, las autoridades temen que este jueves 25 de julio, sea el día más caliente del año en Europa.

Según los meteorólogos, julio podría vencer el récord del pasado mes de junio (declarado el mes más caluroso registrado en la historia de la humanidad) de acuerdo con los datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

Es la segunda ola de calor este mes y en varios países europeos el mercurio ya ha batido récord. En Bélgica y Alemania, por ejemplo, ya se han registrando las temperaturas más altas en su historia, mientras que Países Bajos tuvo, este miércoles 24 de julio, su día más caliente en 75 años.

Esto, sucedió más exactamente en la ciudad de Eindhoven con 39,3 ℃. La mayor parte del país está en alerta naranja hasta el próximo sábado, y las autoridades ya están implementando un plan nacional de calefaccion para ofrecer resguardo en todo país.

Europa vive segunda ola de calor en menos de un mes

Francia entre los 37 y 42 ℃ en gran parte del país

Las autoridades anunciaron que 20 departamentos en el norte de Francia han sido decretada la alerta roja y otros 60 la alerta naranja por los picos de temperatura registrados. Este jueves, París registró una temperatura de 42º, algo nada habitual en la ciudad de la luz.

Esta semana otras ciudades también batieron récord, como Burdeos con 41,2 grados centígrados, la temperatura más alta en 16 años; 40,8 en Châteauroux, la más alta desde hace más de un siglo y 40 en Rennes.

Fotografía canal Ourcq en París
La gente se refresca en las piscinas flotantes instaladas en el canal Ourcq en París el 25 de julio de 2019. Philippe Lopez / AFP

Mientras el asfalto arde al paso del pelotón del Tour de Francia, el Gobierno ha tomado medidas preventivas para evitar en lo posible las muertes, sobre todo entre las personas mayores.

La situación es especialmente grave cuando se recuerda que cerca de  15 mil personas fallecieron en el país en 2003 por una ola de calor que azotó el país.

Bélgica registró una temperatura récord de 40.2 ℃ este miércoles

Récord se rompió nuevamente este jueves cuando el mercurio alcanzó los 41 grados en la localidad de Kleine-Brogel, cercana a la frontera con Países Bajos, un pico que no se había alcanzado nunca en los 186 años que las autoridades llevan recabando datos. Bélgica también rozaba los 41 grados.

Con casi todo el país está en alerta roja, las autoridades ya tomaron medidas de precaución.

"Damos más agua a los pacientes, tenemos las persianas bajadas y como no tenemos aire acondicionado, hemos aconsejado a los pacientes que traigan ventiladores", dijo Inés Valencia, enfermera del Hospital Saint-Pierre de Bruselas.

En Alemania también se marca un nuevo récord histórico

El Servicio de Meteorología de Alemania (DWD) los termómetros en regiones como Renania del Norte-Westfalia y Sarre, al oeste; y Baviera, en el sur, superarán los 41 grados.

A pesar del calor y a diferencia de otros países, en Alemania se alcanzaron ya temperaturas inusualmente altas entre abril, mayo y junio, pero estuvieron alternadas con numerosas precipitaciones y tormentas en buena parte del país.

El Reino Unido sufre la peor ola de calor en 16 años

Este jueves, según el Servicio Meteorológico del país, en Londres registró una temperatura de 39 ℃ a las 3:00 p.m. (hora local). A pesar de la prohibición de nadar en el Támesis, tres personas están desaparecidas en distintos tramos del río después de que fueran vistos bañarse en la tarde del martes.

Las autoridades han dado las recomendaciones habituales para hacer frente al calor extremo, como bañar a los bebés antes de dormir, llevar agua en el transporte público o dormir con ropa muy ligera.

España y Portugal también están luchando contra los incendios forestales a medida que aumentan las temperaturas, e Italia ha emitido alertas de incendio.

Las altas temperaturas también empeoran la sequía que se vive en diversas partes del continente afectando los agricultores. Como si fuera poco, la combinación del calor, viento, sequedad y tormentas eléctricas aumenta el riesgo de incendios forestales en la región.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.