Saltar al contenido principal

Puerto Rico: el gobernador Ricardo Rosselló anuncia su renuncia tras varios días de presión en las calles

Un grupo de personas observan en la televisión el mensaje de Ricardo Rosselló, quien anunció su renuncia como gobernador de Puerto Rico, en San Juan, el 24 de julio de 2019.
Un grupo de personas observan en la televisión el mensaje de Ricardo Rosselló, quien anunció su renuncia como gobernador de Puerto Rico, en San Juan, el 24 de julio de 2019. Marco Bello / Reuters

El gobernador de Puerto Rico informó que su salida se hará efectiva el próximo viernes 2 de agosto y será reemplazado por la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez. El mandatario cede tras 12 días de protestas sin precedentes.

Anuncios

Ricardo Rosselló no aguantó. Tras 12 días de presión en las calles, el gobernador de Puerto Rico anunció su dimisión ante una isla enardecida y en la calle.

En un mensaje difundido a través de la cuenta oficial de Youtube de La Fortaleza (nombre que lleva la casa de gobierno de Puerto Rico), Rosselló informó que su salida se hará efectiva el próximo viernes 2 de agosto a las 17 (hora local), luego de facilitar "una transición ordenada".

Rosselló, que se convertirá en el primer gobernador de la isla que renuncia a su cargo, anticipó que su reemplazante será la actual secretaria del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez.

En su mensaje, el mandatario detalló una serie de logros de su gobierno, pero admitió que "a pesar de contar con el mandato del pueblo, que democráticamente me eligió, hoy siento que continuar en esta posición representa una dificultad para que el éxito alcanzado perdure".

"Confío en que Puerto Rico continuará unido y hacia adelante como siempre lo ha hecho. Espero que esta decisión sirva como un llamado a la reconciliación ciudadana que tanto necesitamos para seguir adelante teniendo de norte el bienestar de Puerto Rico", agregó.

Los manifestantes que coreaban y alzaban las banderas alrededor de La Fortaleza, sede de gobierno, estallaron de felicidad al conocer la noticia y dieron por terminada una convulsa jornada que deja al estado asociado de EE.UU. en una crisis institucional sin precedentes.

Rosselló no tenía muchas opciones. La indignación de los boricuas se encendió por los ‘RickyLeaks’, un chat filtrado del que el gobernador hacía parte activa y en donde se promulgaron decenas de burlas e insultos contra políticos, opositores y periodistas.

Lo que más brilló en el chat de Telegram fue el contenido sexista y homófobo de comentarios y memes compartidos por el equipo del gobernante. Miles salieron a las calles el 13 de julio, cuando el Centro de Periodismo Investigativo publicó las 889 páginas del chat que también incluía la burla de los funcionarios a las víctimas del huracán María, del que la isla no se repone.

Manifestantes asisten a la huelga nacional para pedir la renuncia del gobernador Ricardo Rossello, en San Juan, Puerto Rico, el 22 de julio de 2019.
Manifestantes asisten a la huelga nacional para pedir la renuncia del gobernador Ricardo Rossello, en San Juan, Puerto Rico, el 22 de julio de 2019. Gabriella N. Baez / Reuters

Los intentos de Rosselló por mantenerse a flote fueron infructuosos, ganó la presión

Y aunque todos los participantes del chat renunciaron a sus cargos, Rosselló dijo en su momento que seguiría al frente de la isla.

El pasado 21 de julio, el gobernador trató de maniobrar la situación anunciando que no aspiraría a la reelección y que renunciaba a su partido, pero la espuma no bajó. Todo lo contrario. Decenas de artistas alimentaron con su influencia y popularidad las marchas que se hicieron cada vez más grandes y fuertes. Miles salieron el 23 de julio y planearon un manotazo sobre la mesa el 25.

Dentro del aparato estatal los antes aliados del gobernador lo fueron dejando solo. Tanto, que en una entrevista con ‘Fox’, Rosselló titubeó luego de que le preguntaran sobre quién lo seguía apoyando.

El boxeador puertorriqueño Félix "Tito" Trinidad y sus compatriotas Residente y Bad Bunny posan para una foto durante una protesta para pedir la renuncia del gobernador Ricardo Rossello en San Juan, Puerto Rico, 22 de julio de 2019.
El boxeador puertorriqueño Félix "Tito" Trinidad y sus compatriotas Residente y Bad Bunny posan para una foto durante una protesta para pedir la renuncia del gobernador Ricardo Rossello en San Juan, Puerto Rico, 22 de julio de 2019. Marco Bello / Reuters

Al borde de un juicio político con cinco presuntos delitos en contra, Rosselló dio un paso al costado

El golpe de gracia vino desde el corazón del Legislativo. El informe ordenado por Carlos Méndez, presidente de la Cámara de Representantes, determinó que el gobernador cometió “cinco delitos” relacionados con el chat y confirmó que hay “base jurídica” para iniciar un proceso de residenciamiento o juicio político contra el líder boricua.

Según EFE, “la Constitución de Puerto Rico establece que el Legislativo puede iniciar un juicio político contra el gobernador siempre que se cumplan unos requisitos -la comisión de determinados delitos-, además de que se cuente con el apoyo de dos tercios de los miembros de la Cámara de Representantes y tres cuartos de los del Senado”.

Méndez dijo este 24 de julio que el proceso de juicio político ya había empezado pero que podría parar si el gobernador finalmente hacía el “anuncio que todos estamos esperando”.

El comité de juristas detalló que cuatro de los supuestos delitos que habría cometido el gobernador fueron de “carácter grave y uno de carácter menos grave, constituyendo depravación”. Tres de los delitos afectarían al Código Penal y dos a la Ley de Ética Gubernamental, confirmó Méndez.

¿Por qué los puertorriqueños exigen la dimisión de su gobernador, Ricardo Rosselló?

La mecha para el estallido en una isla agobiada de problemas

Aunque no hay claridad sobre el futuro judicial del gobernador, ahora la gran incógnita es saber quién lo podría reemplazar y si este encargo es aceptado por una ciudadanía enardecida que ya advirtió que con la renuncia de Rosselló no se acaba el descontento.

Y si los vientos internos no aflojan, afuera solo caen rayos. Al ser un estado asociado de Estados Unidos, y sin derecho a sufragio en la elección del presidente, la voz de Trump es de alta relevancia en la isla. En una de las más recientes declaraciones del magnate, dijo que "Están pasando muchas cosas malas en Puerto Rico. El gobernador está bajo asedio, la alcaldesa de San Juan es una persona despreciable e incompetente en la que no confiaría bajo ninguna circunstancia".

No solo la tensa relación con Estados Unidos agotó la paciencia de los puertorriqueños. La millonaria deuda, una crisis económica sin respiro, los escándalos de corrupción del Ejecutivo y el impacto que aún vive la isla por el devastador paso del huracán María en 2017 hicieron de los ‘RickyLeaks’ la mecha para el fuego perfecto.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.