Saltar al contenido principal

Ecuador aplicará sistema de visas para migrantes venezolanos

Migrantes venezolanos cruzan la frontera entre Ecuador y Perú en Tumbes, Perú, el 25 de agosto de 2018, después de recorrer Ecuador en autobuses facilitados por las autoridades ecuatorianas como parte de un "corredor humanitario" para facilitar su paso.
Migrantes venezolanos cruzan la frontera entre Ecuador y Perú en Tumbes, Perú, el 25 de agosto de 2018, después de recorrer Ecuador en autobuses facilitados por las autoridades ecuatorianas como parte de un "corredor humanitario" para facilitar su paso. Luis Robayo / AFP

Serán dos los tipos de visados: uno para quienes intentan ingresar al país y el otro, de carácter “humanitario excepcional”, que otorga una residencia temporal a quienes ya se encuentren en Ecuador y no cometieron delitos.

Anuncios

"He firmado un decreto que establece, por un lado, una visa para nuestros hermanos venezolanos que quieren ingresar a Ecuador, como está previsto en la ley de movilidad humana, y, por el otro, estandariza, con una visa humanitaria excepcional de residencia temporal, la presencia de aquellos ciudadanos venezolanos que ya se encuentran en el país y que no han violado la ley".

Con estas palabras, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, sumaba a su país a la lista de naciones que, como Chile y Perú, comenzaron en 2019 a imponer sistemas de visados a los venezolanos que llegan a sus territorios.

El anuncio fue realizado en un discurso el pasado 25 de julio en el marco de la celebración del 484 aniversario de la fundación de Guayaquil. Uno de los temas centrales del encuentro fue la crisis venezolana y una de sus principales consecuencias: la migración. En esa línea, el jefe de Estado aseguró que su país recibió "con los brazos abiertos a cientos de miles de hermanos venezolanos que huyen de una crisis económica y política que no se ha dado jamás en este continente". No obstante, decidió que esa situación debe ser controlada, y para eso sirven las nuevas visas.

Visados que buscan "garantizar el orden"

Moreno advirtió que el número de venezolanos que alberga su país llegaría a 500.000 a fin de año, según estimaciones de la ONU. Una cifra que, para el líder ecuatoriano, "supera en mucho la capacidad de acogida" de Ecuador y un "gobernante responsable no debe cerrar los ojos a lo que esto supone". Por ese motivo, el Gobierno se lanzó ahora a "gestionar" y "administrar” ese flujo de migrantes mediante un nuevo sistema de doble visado.

"Como jefe de Estado es mi deber tomar decisiones que garanticen orden y seguridad para los ecuatorianos y también a los migrantes con pleno respeto a sus derechos" , justificó Moreno.

Fuentes de trabajo: eje de tensiones entre migrantes y locales

La medida estará acompañada de un censo destinado a saber "dónde están, a qué se dedican y en qué condiciones viven los migrantes" en Ecuador. En el centro del anuncio subyace el recurrente debate que surge en sociedades atravesadas por conflictos migratorios: la “lucha” ante las oportunidades laborales que puede dispararse entre nativos y migrantes. Una de las caras de la migración que puede despertar actos xenófobos entre los locales.

Allí intervendrá la cartera de Trabajo del gabinete ecuatoriano, que deberá fortalecer los controles sobre la situación laboral de los migrantes para evitar "inequidades y desigualdades en el derecho al empleo de los ecuatorianos".

Para Moreno, Ecuador seguía el mismo camino que Venezuela

Moreno aprovechó la ocasión para lanzar críticas a su antecesor y antiguo compañero de fórmula presidencial y exmandatario, Rafael Correa. Y lo hizo con Venezuela en el centro de las acusaciones: pidió a los ecuatorianos recordar que su país estaba en una situación parecida hace dos años.

"Cada vez que veamos a un hermano venezolano, procurando subsistir, tratando de alimentar a su familia, no olvidemos que íbamos por ese camino. Allá íbamos. Íbamos por ese camino", y concluyó que Ecuador no puede "volver nunca más a ese punto de irresponsabilidad, derroche, descomposición y decadencia (..) que es el mal llamado socialismo del siglo XXI".

A la vez, dijo que "para facilitar esa regularización" de la migración "y consciente de las dificultades" que afrontan los migrantes por parte del "régimen opresor de Venezuela", su Gobierno "reconocerá la validez de los pasaportes y documentos de identidad (venezolanos) hasta cinco años después de su fecha de expiración".

Todos estos cambios forman parte de una reforma a la Ley Orgánica de Movilidad Humana que será enviada la próxima semana a la Asamblea para que complemente el decreto y se basan también en una promesa que –según el mismo mandatario afirmó- hizo al líder opositor venezolano, Juan Guaidó.

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.