Saltar al contenido principal

Egan Bernal, campeón del Tour de Francia

Ciclismo - Tour de Francia - La etapa 21 de 128 km desde Rambouillet hasta París Champs-Elysees - 28 de julio de 2019 - El ciclista del equipo INEOS Egan Bernal de Colombia celebra en el podio, luego de ganar la clasificación general y el maillot amarillo del líder.
Ciclismo - Tour de Francia - La etapa 21 de 128 km desde Rambouillet hasta París Champs-Elysees - 28 de julio de 2019 - El ciclista del equipo INEOS Egan Bernal de Colombia celebra en el podio, luego de ganar la clasificación general y el maillot amarillo del líder. Christian Hartmann / Reuters

Tras exhibir fortaleza durante toda la competencia, el colombiano de 22 años tomó con autoridad el liderato e hizo historia como el primer latinoamericano en ganar la carrera más prestigiosa del ciclismo mundial.

Anuncios

La joven promesa del ciclismo de Colombia se convirtió en realidad. A sus 22 años, Egan Bernal se transformó en el primer latinoamericano en conquistar la principal vuelta del ciclismo mundial y lo hizo con una gran muestra de autoridad.

Tras cruzar la meta de París en la última etapa del Tour de Francia y de hacer historia dejando la huella de América Latina en el ciclismo mundial, “el joven maravilla” aseguró sentir "una felicidad que no se puede describir". La relación entre Colombia y la competencia gala es histórica. Bernal llegó a este triunfal sitio tras recorrer un camino que fue pavimentado por sus antecesores que fueron acercando a los colombianos al podía año tras año.

“Es una felicidad que no se puede describir. Es nuestro primer Tour de Francia. Se han disputado muchas ediciones, muchos colombianos lo han intentado, han ganado muchas cosas, muchas carreras, pero el Tour no llegaba. Creo que Colombia lo merecía", dijo el ciclista poco antes de subir al podium de los Campos Elíseos.

A diferencia de muchos deportistas y figuras, Bernal sí es profeta en su tierra y ahora lo espera su ciudad, Zipaquirá, al norte de Bogotá: "Solo quiero llegar a mi casa y asimilarlo. Todavía no he asimilado que he ganado el Tour. Luego, veré el siguiente objetivo. Pero ahora quiero disfrutarlo con mi familia", dijo en París la estrella del ciclismo.

En una de las ediciones más abiertas de la ronda gala de las últimas décadas, a partir de la baja por lesión del máximo favorito Christopher Froome, el colombiano del equipo Ineos fue construyendo su camino en el Tour a base de constancia, fortaleza y potencia hasta llegar al podio.

Edgar Montoya: "Este Tour tuvo mucha montaña, algo que benefició a los ciclistas colombianos"

Su rendimiento no fue, al menos para los conocedores de este deporte, una sorpresa. Si bien su condición inicial de gregario del campeón defensor, el galés Geraint Thomas, lo hacía partir un paso atrás en la lista de candidatos, las actuaciones previas al Tour y su perfil de gran competidor, sobre todo en la alta montaña, lo ponía a la expectativa del título.

Protagonista de la carrera desde el principio, Bernal se mantuvo en el lote de arriba de la general y, hasta aquí, es el único de los favoritos que no ha mostrado flaquezas. El joven colombiano preparó su asalto y dio el golpe de autoridad en los Alpes, instancia de alta montaña favorable a sus condiciones.

En la etapa 18 saltó al segundo lugar de la general y en la 19 se lanzó a la caza del Col de l’Iseran, el pico de altura de esta edición del Tour a 2.770 metros. Un potente ascenso le permitió despegarse del resto y apoderarse del ‘maillot’ amarillo justo antes de que la etapa fuera interrumpida por la tormenta de granizo que se descolgó en la alta montaña francesa.

El llanto de alegría tras verse vestido de amarillo fue un signo del recorrido de Bernal desde su infancia humilde hasta este encuentro con la gloria en Francia: un título para él significaría el primer éxito para Colombia en la máxima prueba del ciclismo de ruta y el primer campeonato para un no europeo o estadounidense en el Tour.

Emocionado, el colombiano mantuvo la calma. "Todavía no he ganado y vamos a pasar un gran test. Será una etapa muy dura, el equipo va a ayudarme a defender el maillot amarillo y hay que concentrarse en defender el liderato", subrayó, a la vez que avisó: “Si me quitan este maillot amarillo lo van a tener que sufrir mucho”.

La renta de 48 segundos sobre el francés Julian Alaphilippe –guerrero incansable de este Tour que sostuvo su liderazgo contra todo pronóstico hasta este viernes 26 de julio- y el respaldo público de Thomas –el líder del equipo Ineos, que está tercero, a 1’16”- lució casi decisiva para Bernal, que debía ratificar su victoria en la reducida etapa 20, la cual pasó de 130 a 59 kilómetros por el mal clima y terminaría con el ascenso de 33 kilómetros al Val Thorens.

Del ciclomontañismo a la élite del ciclismo de ruta

A diferencia de la mayoría de sus coterráneos, Egan Bernal no inició su carrera ciclística en los Andes. Nacido en Bogotá, pero criado en Zipaquirá –una localidad de 126 mil habitantes ubicada a 42 kilómetros de la capital colombiana-, el joven talento comenzó en el ciclomontañismo.

Desde los ocho años se integró a la escuela de Fabio Rodríguez, quien lo guió a través de los senderos sinuosos y boscosos de su ciudad natal. En ese contexto adoptó un gran equilibrio que ha trasladado al ciclismo de ruta, disciplina a la que se incorporó hace apenas cuatro años.

Desde entonces, el crecimiento de Bernal ha sido maratónico. En 2017, se coronó en el Tour del Porvenir, en 2018 –ya incorporado al ex equipo Sky, hoy Ineos- se llevó el Tour de California y semanas antes del Tour de Francia se alzó con la Vuelta a Suiza.

En el seno del equipo Ineos apostaban a futuro por un triunfo de Bernal en el Tour de Francia, pero los plazos se acortaron. A sus 22 años, el colombiano, de origen humilde y personalidad tímida, logró un triunfo histórico que, posiblemente, no sea el único.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.