Saltar al contenido principal

Túnez despide a su presidente Beji Caid Essebsi

Oficiales escoltan el féretro del presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, entre sus seguidores en Túnez, este 27 de julio de 2019
Oficiales escoltan el féretro del presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, entre sus seguidores en Túnez, este 27 de julio de 2019 Ammar Awad / Reuters

Este sábado 27 de julio se rindió un último homenaje al presidente Beji Caid Essebsi, el primero elegido democráticamente en el país. Varios líderes mundiales como el presidente francés Emmanuel Macron asistieron al evento.

Anuncios

El funeral de uno de los padres de la democracia tunecina convocó a líderes internacionales y al pueblo de Túnez a partes iguales. La depsedida de Beji Caid Essebsi, presidente del país, empezó este sábado 27 de julio a las 11 horas (hora local) en el palacio presidencial de Carthage, en presencia de varios líderes mundiales como el presidente francés, Emmanuel Macron.

También acudieron a la cita el rey de España, Felipe VI, el emir de Qatar, el jeque Hamad al Zani y el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa. Además, participaron en el homenaje el presidente de la autoridad Palestina, Mahmud Abas, su homónimo argelino, Abdelkader Ben Salah y el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abu al Ghait.

Macron describió a Essebsi como “un hombre de lucha, de conquistas, de una fuerza de carácter que tal vez lo guió a saber apartarse cuando hacía falta” de quien “aprendió mucho”. “La tristeza llena el país, pero también hay toda la dignidad de un pueblo que se ha mantenido al lado de su presidente”, agregó.

Por su parte, Felipe VI subrayó que “España permanece más que nunca al lado de Túnez en este momento de dolor. Debemos continuar juntos con este país amigo por hacer de este espacio común del Mediterráneo un espacio de paz, diálogo y estabilidad”.

Durante todo el recorrido, el féretro de Essebsi estuvo custodiado y transportado por las fuerzas militares tunecinas. Tras la ceremonia en Carthage, liderada por el presidente interino del país, Mohamad Enneceur, y el primer ministro, Yusef Chahed, la comitiva se trasladó unos 25 kilómetros al sur para ser enterrado en el panteón familiar.

Centenares de tunecinos acudieron a las calles principales por donde discurrió el cortejo fúnebre del presidente para despedirlo. Essebsi murió el mismo día en que Túnez celebra la proclamación de la República en 1957.

Una de los asistentes, Salma Hbibi, lamentó que, con la muerte del presidente, “todos los tunecinos” perdieron “un padre”. Hbibi lo recordó por “haber ganado un estado democrático a través de una tranquila y magnífica transición”.

Essebsi, la llave de la transición democrática de Túnez

Essebsi, de 92 años a su muerte, fue el primer presidente elegido en Túnez por sufragio universal en 2014, lo que lo convierte en un símbolo para muchos tunecinos. Llegó al poder después de la revolución enmarcada en las primaveras árabes que derrocaron en 2011 al dictador Zinedin el Abedin Ben Ali.

Así, se convirtió en una pieza clave para lograr una transición pacífica de la dictadura a la democracia, especialmente cuando el país atravesó una crisis en 2013 que logró salvar gracias a pactar con el líder del movimiento islamista conservador Ennahda.

En su juventud, Essebsi formó parte del movimiento nacionalista Neo-Destur, el mismo al que perteneció el primer presidente de Túnez como república, Habib Bourguiba

El futuro incierto de Túnez

Tras fallecer Essesbi, el presidente del parlamento Mohamad Ennaceur fue investido como presidente interino, según marca la constitución, hasta que se celebren las próximas elecciones presidenciales el 15 de septiembre y las legislativas el 6 de octubre.

Estos comicios serán los terceros desde la revolución de 2011. Essebsi ganó los dos anteriores.

Sin embargo, el futuro del país es incierto: una semana antes de su muerte, el presidente tunecino rechazó ratificar unas enmiendas aprobadas por el Parlamento que modificaban la ley electoral. Entre otros cambios, las reformas endurecen los requisitos para aspirar a ser candidato a la presidencia, lo que comporta que sea especialmente difícil lograrlo para candidatos independientes.

Los opositores a las enmiendas temen también que estos cambios faciliten el regreso a la vida política de las antiguas élites que acompañaron a Ben Ali durante la dictadura.

Essebsi también deja un Túnez sacudido por una crisis económica y endeudado a nivel internacional. El paro aumentó hasta el 15% y afecta especialmente a los jóvenes.

France 24 con EFE, Reuters y AFP

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.