Saltar al contenido principal

China condena la violencia en Hong Kong y reitera su respaldo a Carrie Lam

Un policía detiene a un manifestante durante las protestas del domingo 28 de julio.
Un policía detiene a un manifestante durante las protestas del domingo 28 de julio. Tyrone Siu / Reuters

Luego de una manifestación que terminó con varios episodios de violencia, el Ejecutivo chino habló por primera vez sobre la situación en Hong Kong. Beijing llamó a las autoridades de la isla a castigar a los violentos.

Anuncios

La tensión no disminuye en Hong Kong luego de que este domingo 29 de julio unas 49 personas fueran detenidas y 16 más resultaran heridas tras una nueva manifestación contra el Gobierno de Carrie Lam. La concentración había sido calificada por las autoridades como ilegal, pero aun así los inconformes se dejaron oír con fuerza.

Las manifestaciones en las calles de Hong Kong cumplen ya ocho fines de semana, en los que la oposición a Carrie Lam, jefa del Ejecutivo de la isla que sigue una línea ideológica muy cercana a la impuesta desde Beijing, protesta contra el polémico proyecto de ley de extradición a China que la mandataria intentó sacar adelante y que dio por terminado por la presión en las calles. Pero su anuncio no apaciguó el descontento.

Durante todo este tiempo, el Gobierno central de China se había mantenido al margen en sus declaraciones, pero tras las caóticas protestas del pasado 28 de julio, se ha ofrecido la primera rueda de prensa sobre la isla por primera vez desde 1997, momento en el que la colonia exbritánica pasó a ser parte del control chino.

Desde Beijing creen que "la tarea más urgente es terminar con las protestas violentas" y "apoyar al máximo a Carrie en su tarea de gobierno de la isla". Aunque coinciden que las protestas contra el proyecto de ley de extradición eran legítimas, no entienden que estas continúen porque "ese proyecto ya se revocó y el Gobierno de Hong Kong rectificó".

Yang Guang: "El Gobierno central apoya firmemente a Carrie Lam para liderar el ejecutivo"

"El Gobierno central apoya firmemente a Carrie Lam, que dirige la administración del Gobierno de Hong Kong de acuerdo con la ley y apoya firmemente a la policía de Hong Kong que hace cumplir estrictamente el Estado de derecho", dijo Yang Guang, un portavoz de la Oficina china de Asuntos de Hong Kong, en una conferencia de prensa este 29 de julio.

Pero los manifestantes creen que la única solución posible es que Carrie Lam dimita y no consideran que la revocatoria del proyecto de ley sea suficiente. Además, están radicalmente en contra de las condenas que muchos de ellos pueden sufrir por manifestarse ilegalmente. Tal y como se recoge en el marco jurídico de la isla, se contemplan entre tres y cinco años de prisión.

Las protestas en Hong Kong, uno de los desafíos más grandes para Xi Jinping

Desde su llegada al poder en 2012, las manifestaciones de Hong Kong se han convertido en uno de los temas más complicado a los que el líder chino Xi Jinping ha tenido que enfrentarse. Estas protestas son una muestra de la tensión entre los dos sistemas que China se comprometió a mantener hasta 2047 tras la devolución de la isla por parte de los británicos.

Manifestantes se enfrentan con la policía con paraguas y cascos.
Manifestantes se enfrentan con la policía con paraguas y cascos. Tyrone Siu / Reuters

La imagen dada por los policías y sus métodos para reprimir a los manifestantes ha provocado duras críticas por parte de la Unión Europea y Estados Unidos, que creen que la situación podría ser muy negativa para las empresas por la escalada de violencia.

Por el momento, no se contempla desde la Administración central que el Ejército Popular de Liberación entre a la isla a ayudar a las autoridades locales, aunque aseguran que "la ciudad lo puede solicitar para mantener el orden".

con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.