Saltar al contenido principal

Wifi privado en Cuba: otro paso para romper la brecha de acceso al Internet

Jóvenes cubanos se conectan a Internet desde su teléfono móvil en La Habana, el 6 de junio de 2019. Los cubanos no ocultan su frustración seis meses después de la llegada de Internet móvil a la isla ya que la conectividad es cara, lenta y controlada por el Gobierno.
Jóvenes cubanos se conectan a Internet desde su teléfono móvil en La Habana, el 6 de junio de 2019. Los cubanos no ocultan su frustración seis meses después de la llegada de Internet móvil a la isla ya que la conectividad es cara, lenta y controlada por el Gobierno. Yamil Lage / AFP

A partir de este 29 de julio, los cubanos pueden utilizar dispositivos caseros para acceder a internet. La nueva reglamentación permitirá incrementar el número de usuarios, estimado en poco más de 2 millones actualmente.

Anuncios

Este lunes 29 entraron en vigor las nuevas disposiciones del Ministerio de Comunicaciones de Cuba para permitir que los habitantes de la isla puedan desde sus casas conectarse a la señal wifi con acceso a Internet producida por Etecsa (Empresa de telecomunicaciones de Cuba, SA) la empresa estatal responsable de la distribución del codiciado servicio. Aunque hace cuatro años que el régimen abrió por primera vez algunas decenas de áreas con acceso a Internet, el servicio sigue siendo deficiente y caro.

La nueva reglamentación fija condiciones estrictas para que cualquier persona que tenga un receptor de captación inalámbrica (wifi) en casa, pueda usar los servicios de Internet que distribuye Etecsa en diversos parques públicos. En los hechos, muchos cubanos se sirven hasta ahora de los llamados "nanos" para entrar a Internet gratuitamente y sin tener que molestarse con ir a uno de esos parques y compartir espacio con extraños.

Una cubana compra clandestinamente un dispositivo de puente inalámbrico para recibir la señal estatal de Internet de un parque en su casa en La Habana, el 29 de julio de 2019.
Una cubana compra clandestinamente un dispositivo de puente inalámbrico para recibir la señal estatal de Internet de un parque en su casa en La Habana, el 29 de julio de 2019. AFP

Andy García, un joven habanero, dijo al corresponsal de RFI en Cuba, que "en primer lugar me ofrece un marco regulatorio que hace legal la posibilidad de disfrutar del servicio de acceso a Internet desde las casas. Y esto implica que puedo reclamar legalmente si existiera alguna afectación en el servicio". Visto desde el exterior de Cuba esa situación es natural, pero para los habitantes de la isla se trata de un paso adelante muy significativo.

"Eso es desarrollo. Y si es costeable, pagable, como decimos aquí, claro que nos interesa"

Eledice Sanchez, otra habitante de la capital de Cuba, afirma que "todos queremos poder tener Internet en casa. Eso es desarrollo. Y si es costeable, pagable, como decimos aquí, claro que nos interesa. Eledice habla con conocimiento de causa. Paga actualmente hasta 40 dólares mensuales por acceder a Internet, una suma que puede erogar porque tiene un empleo liberal, no es funcionaria. Para muchos otros esa suma es inaccesible.

La instalación del servicio wifi en parques públicos hizo que algunos cubanos conocedores de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación utilizaran los nanos para recibir el servicio que a su vez revenden  a utilizadores de teléfonos móviles. Un dólar por una hora o 10 dólares por un Go.

Las nuevas disposiciones establecen el tipo de equipos autorizados para importación y establecen la obligación de declararlos, e imponen un radio de captación de las ondas wifi (no mayor de 300 metros). Además ilegaliza la existencia de redes cableadas entre edificios como manera de compartir información.

En Cuba quedan por solventar temas esenciales como el costo de los equipos y el alto precio del servicio de Internet que ofrece Etecsa. Estos son dos puntos cardinales que deberían ser resueltos si en verdad el país tuviese la voluntad política de convertir el acceso a Internet en un servicio al alcance de todos los ciudadanos.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.