Saltar al contenido principal
Boleto de vuelta

La exploración espacial sigue fascinando 50 años después de la llegada a la Luna

Medio siglo pasó desde que el hombre pisó la Luna por primera vez. Aquella hazaña sigue siendo motivo de debate debido a los aportes para la humanidad. En esta edición de Boleto de Vuelta conoceremos todo lo que hizo posible el programa Apolo pero también observaremos el trabajo de hombres y mujeres que se preparan en el estado de Utah para lo que será la próxima exploración espacial.

Anuncios

El 20 de julio de 1969, el estadounidense Neil Armstrong se convirtió en el primer hombre en pisar la Luna. Sus palabras, "un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad", entraron en la historia y marcaron un momento único en una cerrada carrera espacial que terminaría ganando, en ese momento, Estados Unidos.

Transcurridas cinco décadas de aquel suceso, Tom Moser, Gerry Griffin y Jack Lousma no olvidan nada de esa aventura. Ellos formaron parte de un amplio equipo de trabajo que estuvo detrás del Apolo 11 como ingeniero de tiempo, director de vuelo y astronauta. En esa misión trabajaron miles de personas y por ello no dudan llamar la misma como "el mayor éxito tecnológico del siglo XX".

La carrera espacial después de la Guerra Fría

La conquista del espacio en la década de 1960 representó el clímax de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la extinta Unión Soviética. En la actualidad, el contexto internacional ha cambiado pero el espacio sigue siendo una cuestión geopolítica. China acaba de instalar un vehículo explorador en el 'lado oculto' de la luna y otros países han intentado alunizar en los últimos años.  Asimismo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que su país estaría nuevamente en el satélite para 2024.

Pero el ambicioso plan espacial requiere de una cantidad de dinero exorbitante. Algunos cálculos lo reflejan por el orden de los 30.000 millones de dólares. Para aliviar la carga financiera, la NASA ha decidido recurrir a empresas privadas como SpaceX, de Elon Musk, y Blue Origin, de Jeff Bezos, dos compañías que están tras el desarrollo del turismo espacial.

Si bien Estados Unidos está más que nunca decidido a recuperar su posición dominante en la exploración espacial, su ambición está más lejos. De acuerdo con lo informado por Jim Bridenstine, el administrador de la NASA, el objetivo final es lograr una misión espacial a Marte, el planeta rojo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.