Saltar al contenido principal

Bolsonaro duda del asesinato de un indígena y defiende al sector minero

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante una ceremonia del Día Nacional del Fútbol en Brasilia.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante una ceremonia del Día Nacional del Fútbol en Brasilia. Adriano Machado / Reuters

El presidente brasileño quiere legalizar la minería en todo el Amazonas y considera que las personas que se oponen solo quieren "vivir en la prehistoria".

Anuncios

Las declaraciones de Jair Bolsonaro vuelven a ser pasto de la polémica. Esta vez el líder ultraderechista reaccionó con unas declaraciones en las que duda que el líder indígena Amyra Wajapi fuera asesinado por mineros ilegales mientras estaba protegiendo sus tierras.

La formación que preside Bolsonaro siempre ha estado en contra de que en la selva existan reservas indígenas en las que esté prohibido extraer recursos materiales.

"No hay evidencia hasta ahora de que ese indio haya sido asesinado", dijo Bolsonaro ante los medios en Brasilia. La Fundación Nacional del Indio (Funai), controlado por el propio presidente, asegura que en la zona de la tribu a la que pertenecía Wajapi no "había evidencias de que haya un grupo armado".

Sin embargo, un informe interno del estado de Amapá recoge que de 10 a 15 hombres invadieron las tierras de este líder indígena, aunque aún no se ha esclarecido cómo fue la muerte. "La policía federal está trabajando en sacar la verdad a la luz", dijo el presidente brasileño.

Una mina ilegal de oro salvaje, ubicada en un área de la selva tropical amazónica deforestada al este del país.
Una mina ilegal de oro salvaje, ubicada en un área de la selva tropical amazónica deforestada al este del país. Nacho Doce / Reuters

En cambio, la propia Fiscalía del país aseguró que el caso "es un homicidio claro" y señaló que "no descarta ninguna hipótesis". Numerosos testigos aseguraron que "personas que no pertenecen a ninguna etnia de la zona" fueron vistas durante esos días, en lo que se entiende era una "búsqueda ilegal de mineral precioso de forma ilegal".

Aunque el director de Amazon Watch, Christian Poirier, aseguró que "estos casos no son más que las consecuencias directas del régimen de Bolsonaro y su imprudencia", el líder ultraderechista afirmó que "Brasil vive de los recursos" y que él "solo quiere que lo indígenas y el resto de brasileños puedan comerciar con los productos que ofrece la tierra".

"Un síntoma inquietante del creciente problema de la invasión de tierras indígenas"

Además de las organizaciones internacionales, como Amazon Watch, que han asegurado que "Bolsonaro se ha vuelto a cubrir las manos de sangre", la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió una investigación, describiendo la muerte de Wajapi como "un síntoma inquietante del creciente problema de la invasión de tierras indígenas por mineros, madereros y agricultores en Brasil”.

En un comunicado, Bachelet instó a Bolsonaro a reconsiderar la propuesta de su Gobierno de abrir más áreas de la selva amazónica a la minería.

Pero Bolsonaro no da su brazo a torcer.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.