Saltar al contenido principal
ARTE+FRANCE 24

Afganistán, las secuelas de un país fragmentado por la guerra

Dieciocho años tras la intervención que terminó con el régimen talibán, Estados Unidos anunció que retiraba sus tropas de Afganistán...
Dieciocho años tras la intervención que terminó con el régimen talibán, Estados Unidos anunció que retiraba sus tropas de Afganistán... ARTE

Tras 18 años de guerra, Afganistán se convirtió en un país ingobernable en el que la ley es la voluntad del más fuerte. La nación se ha convertido en un tablero de ajedrez que enfrenta día a día a grupos insurgentes, al Ejército y paramilitares.

Anuncios

18 años después de la intervención estadounidense en Afganistán, lo que queda es un territorio dividido entre grupos armados, por lo que el débil Ejército afgano, afectado tanto por la corrupción como por las deserciones masivas, necesita con frecuencia apoyo externo de las tropas estadounidenses. A día de hoy quedan 14.000 soldados que forman parte de la misión de la OTAN contra los grupos terroristas islamistas.

El Estado también se hace valer de otros apoyos para recuperar territorios que le fueron arrebatados por grupos armados. Es una situación crítica puesto que se trata de un conflicto interno con múltiples frentes que enfrenta a miembros del autodenominado grupo Estado Islámico, grupos talibanes y milicias progubernamentales que, con frecuencia apoyadas por el Estado, batallan por recuperar los territorios formando escuadrones de hombres armados.

Grupos paramilitares levantan las armas en muchas aldeas y con frecuencia la falta de presencia del Estado provoca que el conflicto más allá de sanar, se convierta en una guerra interminable por en control de los territorios.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.