Serie cárceles

Uruguay: una cárcel de emprendedores y al aire libre (3/5)

César Bianchi / France 24

Tiene 530 presos entre ladrones, homicidas y secuestradores. Unos 380 trabajan y casi 250 estudian. Caminar por el predio de la cárcel es como hacerlo por un pueblo.

Anuncios

Rolando Bustamante es empresario. Mientras atiende a France 24 en Español, cinco empleados a su cargo fabrican bloques de cemento y los cargan a un camión que cumplirá pedidos fuera de la cárcel. Bustamante tiene su emprendimiento, la bloquera, dentro de la cárcel de Punta de Rieles, a 30 minutos del centro de Montevideo, donde está recluido junto a sus empleados y cumple una condena de 18 años. Le resta un año más "tras las rejas" pero una vez que recupere la libertad pretende continuar liderando su emprendimiento en el predio de la prisión.

Tras las rejas es un decir, porque se trata de una cárcel al aire libre, donde predominan los emprendimientos productivos y de servicios. "¿Qué es esto? Parece un pueblo", se sorprendió el propio Bustamante al llegar a esta peculiar cárcel. A un lado veía carteles que anunciaban almacenes, panificadoras, carpinterías, al otro lado había fábricas de bloques y ladrillos, pizzerías, peluquerías, huertas o pescaderías.

Contó el director de la cárcel, Luis Parodi, que en este recinto hay unas 530 personas privadas de libertad, de los cuales 402 trabajan y unos 246 estudian. Algunos hacen las dos cosas. Parodi, un exguerrillero devenido en experto en educación y gerenciador de este centro de reclusión desde 2012, es renuente a hablar de "cárcel modelo", pero dice que no conoce otra cárcel que funcione igual en América Latina.

Adrián Varaldo está preso hace 21 años por un homicidio especialmente agravado. En la cárcel de Punta de Rieles dice que "desaprendió algunos hábitos para aprender otros". Por ejemplo, el del trabajo y el estudio. Ahora estudia la carrera de educador social, integra una cooperativa de viviendas para reclusos en procura de un techo para aquellos que recuperarán en algún momento su libertad, escribe obras de teatro y conduce un programa de radio que se emite desde la prisión.

El otro conductor del programa de radio es Federico González, conocido fuera de prisión como Kung Fu OmBijam, el alter ego de este artista emergente del rap y el hip hop uruguayo. González repite que "las cárceles trancadas ya no sirven más" y pone como ejemplo a Punta de Rieles, donde por las noches los presos deben estar en su celdario cuando los operadores penitenciarios -civiles, no policías- pasan lista, pero donde las puertas de las rejas nunca están cerradas con llave.

+ Vea los capítulos anteriores de esta serie de France 24 aquí:

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24