Arabia Saudita

Arabia Saudita permitirá que las mujeres adultas viajen sin permiso del tutor masculino: medios estatales

Una entrenadora saudí muestra a una aprendiz cómo comprobar el nivel de aceite de un coche en la Escuela de Conducción Saudí (SDS), en la capital, Riad, el 24 de junio de 2019.
Una entrenadora saudí muestra a una aprendiz cómo comprobar el nivel de aceite de un coche en la Escuela de Conducción Saudí (SDS), en la capital, Riad, el 24 de junio de 2019. Fayez Nureldine, AFP

Arabia Saudita ha autorizado a que las mujeres mayores de edad viajen sin permiso y les ha otorgado un mayor control sobre los asuntos familiares, según medios de comunicación oficiales.

Anuncios

Las decisiones adoptadas en una serie de decretos oficiales publicados en el boletín oficial estipulan que debe expedirse un pasaporte saudita a todo ciudadano que lo solicite y que ninguna persona mayor de 21 años necesita permiso para viajar.

Las reformas de los reglamentos también otorgan por primera vez a la mujer el derecho a inscribir el nacimiento, el matrimonio o el divorcio de sus hijos y a recibir documentos oficiales de familia y a ser elegible como tutor de los menores de edad.

Riad ha resistido durante mucho tiempo la censura internacional sobre el estatus de las mujeres, que según los grupos defensores de los derechos humanos, a menudo son tratadas como ciudadanas de segunda clase, bajo reglas que les exigen obtener el consentimiento de un tutor masculino para tomar decisiones importantes a lo largo de toda su vida, independientemente de su edad.

Las reformas del príncipe heredero

El príncipe heredero, Mohammed bin Salmán, ha aliviado las restricciones, por ejemplo, con el levantamiento de la prohibición de conducir para las mujeres el año pasado, como parte de una campaña para abrir el reino conservador musulmán y transformar la economía.

Sin embargo, el asesinato del periodista Jamal Khashoggi a manos de agentes sauditas el año pasado originó una condena mundial y ha sido ampliamente criticado por la detención y supuesta tortura de casi una decena de mujeres activistas.

Varios casos destacados de mujeres jóvenes que solicitan asilo en el extranjero por denuncias de represión por motivos de género han aumentado la presión sobre Riad en relación con el sistema de tutela masculina.

La ley y la costumbre lo convierten en un tema espinoso para el príncipe, quien el año pasado se mostró a favor de poner fin al sistema, pero no llegó a apoyar su anulación.

Los decretos también cubrían regulaciones de empleo que ampliarían las oportunidades de trabajo para las mujeres, que representan una gran parte de los desempleados sauditas. Estipulan que todos los ciudadanos tienen derecho a trabajar sin sufrir discriminación alguna por motivos de género, discapacidad o edad.

El príncipe Mohammed bin Salmán dio a conocer en 2016 un ambicioso plan para transformar la economía para 2030, que pretende aumentar la participación de las mujeres en la fuerza laboral del 22% al 30%.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24