Saltar al contenido principal

Colombia redujo áreas cultivadas con coca pero se mantiene como el máximo sembrador del mundo

El presidente de Colombia, Iván Duque (izq.), junto al representante de la UNODC, Pierre Lapaque (der.) en Bogotá, Colombia. 2 de agosto de 2019.
El presidente de Colombia, Iván Duque (izq.), junto al representante de la UNODC, Pierre Lapaque (der.) en Bogotá, Colombia. 2 de agosto de 2019. Mauricio Dueñas Castañeda / EFE

Un informe de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito reveló que Colombia redujo levemente las hectáreas con cultivos de coca. Aunque los resultados son favorables, sigue siendo una cifra muy elevada.

Anuncios

Las siembras ilegales de coca en Colombia crecieron en menor cantidad el año pasado. Según el informe de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) divulgado este viernes, los cultivos pasaron de 171.000 hectáreas en 2017, a 169.000 en 2018.

El representante de la UNODC, Pierre Lapaque, presentó el informe junto al presidente colombiano, Iván Duque, en la Casa de Nariño en Bogotá. Ambos entregaron el reporte hecho por el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) para 2018.

Pero, aunque suena como buena noticia, el número de cultivos ilícitos sigue estando en niveles elevados. Lapaque celebró los resultados, sin embargo, agregó que los cultivos siguen en niveles sin precedentes históricos.

La “profesionalización” e “industrialización” de los cultivos ilícitos no deja superar el problema del narcotráfico

"La coca se redujo en nueve departamentos, pero los incrementos en (los departamentos de) Norte de Santander (fronterizo con Venezuela), Bolívar (norte) y Cauca (suroeste) compensaron esta reducción", dijo el representante de la UNODC.

Según cifras del informe presentado en Bogotá, algunas de las zonas donde hay más siembras ilegales son los municipios de El Tambo y Argelia, en el departamento del Cauca; La Gabarra, en Norte de Santander, y Tarazá y Valdivia, en Antioquia.

Lapaque mencionó que uno de los grandes problemas del bajo descenso del cultivo de coca se debe a que se ha “profesionalizado” e “industrializado” la siembra en varias regiones por parte de grupos criminales como el Clan del Golfo, y guerrilleros como el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Ante esto, el presidente colombiano, Iván Duque, aseguró que su Gobierno seguirá enfrentando este problema: "Son amenazas al territorio porque quieren hacer del narcotráfico su mayor fuente de ingreso y por supuesto con esos recursos intimidar a la población y pretender también capturar escenarios de poder político local. Por eso también seguimos enfrentando esas estructuras con toda la determinación", afirmó Duque.

Por su parte, Lapaque considera que el problema debe tratarse desde "diversas aproximaciones": "Es importante seguir consolidando escenarios propicios para la legalidad y el desarrollo, y desarticular y expulsar a los grupos dedicados al narcotráfico de estos territorios".

El representante de la UNODC agregó además que se deben mantener las políticas contra el narcotráfico como la erradicación voluntaria.

Con EFE y medios locales

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.