Saltar al contenido principal

Puerto Rico: Pedro Pierluisi juró como gobernador pero no apagó la incertidumbre

Pedro Pierluisi celebra una conferencia de prensa después de jurar como gobernador de Puerto Rico en San Juan, Puerto Rico, el 2 de agosto de 2019.
Pedro Pierluisi celebra una conferencia de prensa después de jurar como gobernador de Puerto Rico en San Juan, Puerto Rico, el 2 de agosto de 2019. Gabriella N. Báez / Reuters

Ricardo Rosselló oficializó su renuncia al mandato de la isla y, de inmediato, tomó posesión Ricardo Pierluisi, quien solo será ratificado en el cargo si consigue el aval del Senado para su designación como secretario de Estado.

Anuncios

Eufóricos, los puertorriqueños vieron finalmente salir del poder a su gobernador Ricardo Rosselló este viernes dos de agosto de 2019. Es la primera vez que un mandatario de la isla abandona su puesto en pleno ejercicio, exactamente a 16 meses de que se celebren elecciones generales.

Y aunque ya tiene reemplazo, la incertidumbre en torno a su nombramiento sigue latente. De acuerdo con la Constitución de Puerto Rico, la línea de sucesión ante la ausencia temporal o definitiva del gobernador es seguida, en su orden, por los secretarios de Estado y de Justicia.

De esta manera, el abogado Pedro Pierluisi tomó posesión en La Fortaleza, sede de Gobierno puertorriqueño, horas después de que la Cámara de Representantes aprobara su nombramiento como secretario de Estado.

Todavía requiere del aval del Senado, que lo discutirá el miércoles siete de agosto, una misión que nada fácil, si se tiene en cuenta la apretada votación en la Cámara de Representantes: 26 a favor, 21 en contra y una abstención.

Pierluisi no tiene el cargo asegurado

Cuando se pensaba que el capítulo de la más álgida crisis política en la historia de la isla ya estaba cerrado -con la salida de Rosselló y el juramento de su sucesor-, el proceso todavía no tiene punto final y es legamente posible que Pierluisi pierda la silla que ocupa.

Las dudas en la interpretación de las leyes y la Constitución de Puerto Rico han sumido a la isla en un mar de incertidumbre en ese sentido. El designado secretario de Estado explicó el drástico giro que tomaría la historia, si el Senado rechazara su nombramiento:

“Aquí lo que va a suceder, en términos prácticos, es que el Senado de Puerto Rico tendrá la oportunidad de ratificar mi incumbencia el próximo miércoles. Si no ratifican mi incumbencia, entonces la secretaria de Justicia, con quien yo me he comunicado, está en plena disposición de asumir el cargo de gobernadora”, dijo al término de su toma de juramento.

En ese sentido, ante la falta de un secretario de Estado en ejercicio, será la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, quien tome las riendas del estado asociado de Estados Unidos, al menos temporalmente.

La funcionaria expresó recientemente que está atenta a las disposiciones legislativas y descartó una eventual renuncia, luego de que en días anteriores advirtiera que no estaba interesada en suceder a Ricardo Rosselló.

La posesión de Pierluisi, además, será impugnada por la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien reconoció que existen dudas legales sobre si es obligatoria la confirmación de toda la Asamblea Legislativa o basta con que solo lo haga una de las dos cámaras, con relación al nombramiento de Pierluisi como secretario de Estado.

La presión ciudadana tumbó a Rosselló y ahora no quiere a un aliado suyo

Desde que los puertorriqueños salieron a la calle en 2000 para pedir la salida de la Marina estadounidense de la isla municipio de Vieques, no se habían visto tantas manifestaciones masivas en la capital de la isla.

Doce días seguidos protestaron miles de puertorriqueños para demandar la salida de Rosselló y en tres días se presentaron alteraciones, en las que un grupo de ciudadanos y la Policía se enfrentaron después de que las fuerzas de seguridad hicieran uso de gases lacrimógenos.

Pero hay quienes amenazan con seguir manifestándose, para mostrar su descontento por la llegada al poder de los allegados de Rosselló. Muchos de ellos marcharon para celebrar la salida de Rosselló, pero también para rechazar el nuevo nombramiento.

Decenas de personas protestaron para pedir la renuncia del recién juramentado gobernador, Pedro Pierluisi, este viernes 2 de agosto, en San Juan (Puerto Rico).
Decenas de personas protestaron para pedir la renuncia del recién juramentado gobernador, Pedro Pierluisi, este viernes 2 de agosto, en San Juan (Puerto Rico). Thais Llorca / EFE

Pedro Pierluisi o Wanda Vázquez. Quienquiera que asuma la más alta posición política en Puerto Rico no tendrá una misión fácil: un país en quiebra, una seria recesión económica, un desigual manejo posterior al huracán y detenciones por parte del FBI de algunos altos funcionarios por presunto fraude con ayudas federales, son algunos de los retos que tendrá que sortear el nuevo gobernador.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.