Saltar al contenido principal

Una carrera contrarreloj para evitar la rotura de una represa en Inglaterra

Un helicópetro de la Fuerza Aérea Real de Reino Unido coloca sacos de arena para reforzar la estructura de la represa de ToddBrook. Whaley Bridge, Derbyshire, Inglaterra el 3 de agosto de 2019.
Un helicópetro de la Fuerza Aérea Real de Reino Unido coloca sacos de arena para reforzar la estructura de la represa de ToddBrook. Whaley Bridge, Derbyshire, Inglaterra el 3 de agosto de 2019. EFE / EPA / VICKIE FLORES

Continúan las labores para reforzar las paredes de la represa que desde la semana pasada sufrió daños estructurales por las fuertes lluvias en la región. El riesgo de colapso es "crítico".

Anuncios

Más de 6.000 personas han sido evacuadas de las zonas aledañas al embalse de Toddbrook, que contiene 1,36 millones de metros cúbicos de agua. La policía británica, la Agencia Ambiental de Reino Unido y la institución dueña de la represa están de acuerdo en que hay un "riesgo real" de que la pared ceda y se inunde el pueblo de Whaley Bridge.

Un helicóptero Chinook lanza sacos de arena sobre la zona dañada de la represa cerca de Whaley Bridge, Inglaterra el 2 de agosto de 2019.
Un helicóptero Chinook lanza sacos de arena sobre la zona dañada de la represa cerca de Whaley Bridge, Inglaterra el 2 de agosto de 2019. REUTERS / Phil Noble

El daño se hizo evidente el jueves, tras las lluvias que dejaron, en 48 horas, la cantidad de agua que normalmente cae en un mes y medio. Desde entonces, varias bombas de extracción de agua han estado en operación para reducir el nivel del embalse y así poder inspeccionar la represa. Los trabajadores de los servicios de emergencia están avanzando a contrarreloj ya que se esperan más lluvias en la región para el domingo 4 de agosto, lo que aumentaría el nivel del embalse y agravaría la presión sobre la estructura ya dañada de la represa.

El nivel del embalse ha sido reducido en medio metro y los bomberos están extrayendo unos 4,2 millones de litros de agua por hora, sin embargo, la ministra de Ambiente, Therese Coffey, aseguró el sábado que estaban teniendo problemas para que las bombas de extracción de agua no se hundieran ya que la tierra está muy empapada por las lluvias en los alrededores del embalse. Además, un helicóptero de la Fuerza Aérea Real continúa colocando sacos de arena para reforzar la estructura de la represa, que fue construida en 1831.

El primer ministro británico, Boris Johnson, visitó la zona del embalse el viernes y aseguró que se está haciendo todo lo posible para proteger hogares y comercios. El premier, que sobrevoló el embalse dos veces, comentó que la represa se ve "estable, pero insegura". Y afirmó que lo que se necesita es "sacar el agua y que haya una reparación adecuada, una reconstrucción de la presa y obviamente lo vamos a hacer".

Los residentes de Whaley Bridge tuvieron 15 minutos para recoger sus pertenencias

En el pueblo de Whaley Bridge, situado a unos 280 kilómetros al noroeste de Londres, alrededor de 6.000 residentes tuvieron que ser evacuados el jueves, y solo se les permitió retornar a sus hogares durante 15 minutos el viernes y el sábado para recoger las pertenencias básicas.

Según las autoridades no es seguro cuándo los residentes podrán volver a sus casas, por lo que se les recomendó que se llevaran a sus mascotas consigo y cualquier medicamento que necesitaran. Solo le fue permitida la entrada al pueblo a una persona por hogar y quienes entraran tenían que apuntar su hora de entrada y de salida para que las autoridades tuvieran control de cuántas personas había en Whaley Bridge.

La ministra de Ambiente pidió paciencia a los residentes en una entrevista a la cadena de radio británica BBC 4: "Enfatizo una vez más lo pacientes que deben ser. Claro que es una situación estresante y preocupante para ellos, pero si la represa se rompe y hay personas ahí, habrá muertos. De eso no hay duda".

Según un informe de la Agencia Ambiental de Reino Unido, la última vez que se produjeron muertes por la rotura de una presa en el país fue en 1925, cuando dos diques se rompieron y 16 personas murieron en Dolgarrog, un pueblo de Gales. Este accidente dio pie a una mejora en los requisitos para la construcción de represas en 1930, que fueron actualizados en 1975. La mayor tragedia de este tipo se produjo en 1864 cuando murieron al menos 240 personas en Sheffield, Inglaterra.

Con EFE, Reuters, AP y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.