Siniestro en Bisayas

Tres naufragios dejan más de 25 muertos en Filipinas

Miembros de la Guardia Costera mientras transportaban los restos de un bote que se hundió frente a la costa de la isla de Guimaras en Filipinas el 4 de agosto de 2019.
Miembros de la Guardia Costera mientras transportaban los restos de un bote que se hundió frente a la costa de la isla de Guimaras en Filipinas el 4 de agosto de 2019. Leo Solinap / EFE

El naufragio de tres embarcaciones filipinas a causa de una fuerte marejada en el estrecho entre la ciudad de Iloílo y la isla de Guimaras dejó al menos 25 muertos y nueve desaparecidos.

Anuncios

Las costas filipinas fueron escenario de un nuevo siniestro a raíz del naufragio de tres embarcaciones en el estrecho entre la ciudad de Iloílo y la isla de Guimaras en los que perdieron la vida al menos 25 personas.

Los cuerpos de emergencia desplegados al lugar de los hechos indicaron que 55 tripulantes fueron restados de las aguas y reportaron que los operativos de rastreo continuarán debido a que nueve ciudadanos siguen desaparecidos.

Las versiones oficiales entregadas por el Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC) indican que los naufragios se produjeron a consecuencia del impacto de una fuerte marejada y de las lluvias de la temporada.

Sobre el caso, justamente Donna Magno, la portavoz de la Oficina de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres de la provincia de Iloílo, detalló que en las últimas horas han sido recuperados 14 cadáveres.

El reporte del NDRRMC señala que las embarcaciones que quedaron sumergidas fueron identificadas como: el Jenny Vince, que transportaba 39 pasajeros más 5 tripulantes; el Chi-chi con 4 tripulantes y 47 pasajeros; y Kezziah, con 4 tripulantes.

Una de las sobrevivientes del naufragio mientras era revisada por personal de la Cruz Roja de Filipinas el 4 de agosto de 2019.
Una de las sobrevivientes del naufragio mientras era revisada por personal de la Cruz Roja de Filipinas el 4 de agosto de 2019. Leo Solinap / EFE

Entre las víctimas figura una menor de edad que viajaba en el Jenny Vince. Quienes corrieron peor suerte fueron los pasajeros del Chi-chi, de los cuales la mayoría resultaron afectados, caso contrario a los del Keziah en el que todos lograron ser rescatados.

Se estima que la mayoría de las víctimas eran residentes de Guimaras y de Iloílo, aunque también rastrearon la identidad de una decena de turistas procedentes de distintas regiones filipinas.

El capitán Armand Balilo, el portavoz de la Guardia Costera, precisó que de manera temporal permanecen restringidas las tareas de navegación en el área no solo de Bisayas Occidental, sino de Bicol, en la parte más céntrica del país.

Las previsiones climáticas que mantienen en alerta a las autoridades

La estación nacional de meteorología Pagasa notificó que el mal tiempo en el área de los naufragios fue producido por los monzones que han sido provocados por la cercanía de la depresión tropical Hanna.

Se espera que, en unas 24 horas, Hanna, que ya se encuentra a poco más de 1.000 kilómetros de la costa filipina, pueda convertirse en una tormenta tropical con vientos sostenidos de entre 60 y 88 kilómetros por hora.

Los datos acerca de este tipo de fenómenos revelan que unos 20 tifones azotan al territorio filipino cada año al ser más propenso a ellos por su localización en medio del llamado “cinturón de terremotos y tifones del Pacífico”.

La violación de las normas de seguridad creadas para controlar el tránsito marítimo se ha convertido, según las entidades estatales, en una de las principales causas de los accidentes que cobran decenas de vidas anualmente.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24