Saltar al contenido principal

20 años de prisión para el hombre que envió paquetes bomba a críticos de Trump

Ilustración del acusado de enviar los paquetes bomba, Cesar Sayoc, llorando ante el juez al conocer la condena.
Ilustración del acusado de enviar los paquetes bomba, Cesar Sayoc, llorando ante el juez al conocer la condena. Jane Rosenberg / Reuters

El fanático de Donald Trump, Cesar Sayoc, aterrorizó a finales de octubre a altos cargos demócratas y cadenas de televisión, como CNN, con el envío de paquetes bomba que nunca llegaron a explotar.

Anuncios

20 años de prisión fue la sentencia para el ciudadano de Florida que atemorizó a varios líderes demócratas con el envío de paquetes bombas dos semanas antes de las elecciones de mitad del mandato en octubre de 2018. El acusado se declaraba fanático de Donald Trump y se dispuso a atacar a los que consideraba sus rivales, entre ellos, el expresidente Barack Obama, el exvicepresidente Joe Biden, la dirigente demócrata Hillary Clinton, el actor Robert De Niro o la cadena de noticias CNN.

Ninguna de las 16 bombas enviadas explotó y todas fueron interceptadas. En el exterior había una fotografía de la persona a la que estaba dirigida con una cruz roja, pero a pesar de que estaban listas para funcionar, los cables no estaban conectados.

Por este motivo, el juez encargado del caso, Jed Rakoff, aseguró que "odiaba a sus víctimas, no les deseaba nada bueno, pero no estaba tan perdido como para desearles la muerte, al menos no por su propia mano". De esta forma consideró que “la condena justa para el acusado debía ser de 20 años”.

La fiscalía instó a una condena de cadena perpetua para Sayoc, ya que “era un peligro público para la ciudadanía y sus crímenes merecían un castigo severo” Además, sustentaba su propuesta por “la falta de remordimiento del encausado”. El acusado se llegó a declarar culpable de los delitos en marzo de 2019.

Sayoc habría sufrido de dificultades de aprendizaje

Por otro lado, la defensa tan solo pedía 10 años de prisión al asegurar que el acusado tenía varios atenuantes. Ian Marcus Amelkin, uno de los abogados de Sayoc, argumentó que los crímenes fueron causados por pensamientos paranoicos y delirantes provocados por el uso intensivo de esteroides. Además, aseguró que su cliente había sufrido abusos sexuales de pequeño.

Ilustración de Cesar Sayoc durante el interrogatorio ante el juez.
Ilustración de Cesar Sayoc durante el interrogatorio ante el juez. Jane Rosenberg / Reuters

Amelkin también señaló que Sayoc estaba obsesionado con el presidente Donald Trump y creía que los demócratas tenían la culpa del daño a su camioneta, que estaba pegada con pegatinas de Trump e imágenes de puntos de mira superpuestos en los rostros de los oponentes de Trump.

Encontró una "figura paterna" en Trump

Sayoc, de 57 años, era un ex-stripper y repartidor de pizzas en Florida y encontró en Donald Trump una especie de “figura paterna”. Consumidor abusivo de esteroides, los expertos psiquiátricos que lo examinaron coincidieron en que estos influyeron en su comportamiento y motivaron los delirios.

El acusado se mostró arrepentido por lo sucedido y aseguró que siente ”no poder retroceder en el tiempo y dar marcha atrás a lo que hizo”. "Con todo mi corazón y mi alma, siento el dolor y el sufrimiento de estas víctimas y les pediré disculpas por el resto de mi vida", agregó. En el momento de su detención, el condenado vivía en su camioneta.

Con AP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.