Saltar al contenido principal

En medio de protestas, Donald Trump visita escenarios de las últimas masacres

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desemplante con la primera dama Melania Trump llegando a bordo del Aeropuerto Internacional El Paso para una visita con víctimas y socorristas a raíz de los tiroteos masivos del fin de semana pasado en El Paso, Texas, Estados Unidos, 7 de agosto de 2019.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desemplante con la primera dama Melania Trump llegando a bordo del Aeropuerto Internacional El Paso para una visita con víctimas y socorristas a raíz de los tiroteos masivos del fin de semana pasado en El Paso, Texas, Estados Unidos, 7 de agosto de 2019. Leah Millis / Reuters

El presidente llegó a Dayton y a El Paso en medio de manifestaciones y críticas por su discurso y falta de acción contra el problema del control del porte de armas en Estados Unidos.

Anuncios

No es una masacre más en Estados Unidos y el presidente Trump lo sabe. Tras visitar Ohio, llegó a El Paso, Texas, donde un supremacista blanco asesinó a 22 personas, la mayoría de ascendencia hispana.

Las criticas llueven desde la oposición y las organizaciones civiles, acusan al mandatario de ser la motivación de los eventos que enlutan el pueblo fronterizo de El Paso. Decenas de manifestantes se reunieron en una plaza central para rechazar la visita de Donald Trump.

Algunas de las pancartas dejaban claro el mensaje que apunta al presidente: “regresa al lugar de dónde vienes, Trump” o “¿Se siente grande de nuevo?” en alusión a su slogan de campaña presidencial.

El mandatario que busca su reelección ha endurecido su discurso y sus acciones contra la migración, incluso ha dicho que Estados Unidos vive “una invasión”.

Palabras que han hecho eco en los foros donde participan supremacistas blancos como el autor de la masacre del pasado sábado 3 de agosto. En un manifiesto que habría colgado el joven de 21 años en una red social hacía alusión a “la invasión hispana en Texas”.

“El presidente ha prendido la llama del supremacismo blanco en esta nación”

El precandidato demócrata a la presidencia y máximo rival de Trump, no desaprovechó el momento. Desde Iowa, Joe Biden dijo que el discurso del sospechoso de la masacre y el del presidente no están tan lejos. Y agregó: “el presidente ha enarbolado las llamas del supremacismo blanco en esta nación.”

El presidente Trump, desde la Casa Blanca, atenuó su discurso y llamó a la unidad, aunque responsabilizó de lo sucedido a los video juegos, las enfermedades mentales y hasta a los medios de comunicación por permitir el acceso a imágenes violentas.

Otro precandidato demócrata, Beto O'Rourke, originario de El Paso, se sumó a las críticas contra el mandatario y dijo que su visita no debía efectuarse ya que Trump “ha ayudado a crear el odio que hizo posible la tragedia del sábado”.

Las dos masacres, que dejaron más de 30 muertos, alimentan el debate en Estados Unidos por el tono del discurso racial, el control de armas y la xenofobia a un año de una campaña presidencial trascendental en la principal economía del planeta.

Con Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.