Saltar al contenido principal

Entre piedras y gases lacrimógenos, los hondureños pidieron la salida del presidente Hernández

Los manifestantes arrojan piedras a la policía antidisturbios durante una protesta contra el presidente Juan Orlando Hernández, en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019.
Los manifestantes arrojan piedras a la policía antidisturbios durante una protesta contra el presidente Juan Orlando Hernández, en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019. Jorge Cabrera / Reuters

Las calles de la capital de Honduras fueron el escenario de los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que exigían la renuncia del mandatario, quien estaría presuntamente vinculado en el uso de dinero del narcotráfico.

ANUNCIOS

Lo que comenzó como una protesta en la que los manifestantes exigían la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández (JOH) por su presunta implicación en el uso de dinero del narcotráfico, pronto se convirtió en una batalla campal entre la policía y civiles.

Un grupo de policías antidisturbios tratan de controlar una protesta contra el presidente Juan Orlando Hernández en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019.
Un grupo de policías antidisturbios tratan de controlar una protesta contra el presidente Juan Orlando Hernández en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019. Jorge Cabrera / Reuters

En las calles de Tegucigalpa, una multitud de personas quemó neumáticos en medio de las vías y lanzó piedras a los oficiales que respondieron con gases lacrimógenos, que su vez eran devueltos por sujetos encapuchados. Los disturbios se registraron a las afueras del Congreso Nacional. Horas después, la protesta fue desalojada.

Una red que involucra a otros políticos de Honduras

La marcha había sido convocada por la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, y de ella participaron miles de opositores al gobierno de Hernández, cuya ira estalló este sábado, luego de que la Fiscalía del distrito sur de Nueva York divulgó un documento de 49 páginas en el que se evidenciaría que el mandatario participó presuntamente en una conspiración para usar dinero del narcotráfico y mantenerse en el poder.

El presidente Juan Orlando Hernández habla junto a su esposa frente a una multitud en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019.
El presidente Juan Orlando Hernández habla junto a su esposa frente a una multitud en Tegucigalpa, Honduras, el 6 de agosto de 2019. Jorge Cabrera / Reuters

El nombre "Juan Orlando Hernández" no aparece directamente en el texto, sin embargo, en él se menciona al hermano del hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández, a quien se refieren como CC-4, y que fue "elegido presidente de Honduras a finales de 2013".

De acuerdo con el escrito, la campaña del ahora jefe el Ejecutivo, recibió de manos del narcotraficante Alexander Ardón, la suma de 1,5 millónes de dólares provenientes de la venta de drogas, a cambio de protección para su negocio.

Pero Hernández no es el único involucrado. También aparece un sujeto al cual decidieron llamar CC-3, y quien, según la prensa hondureña, sería el expresidente Porfirio Lobo, cuyo hijo, Fabio Lobo, fue condenado a 24 años de cárcel en Nueva York por narcotráfico.

Tras la publicación del expediente, el mandatario negó las acusaciones asegurando que se trata de "una venganza que buscan los narcotraficantes contra el único presidente que ha hecho lo que tenía que hacer", refiriéndose a su trabajo para combatir el ilícito negocio de las drogas, que es un problema fuerte en el país.

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.