Saltar al contenido principal

107 mexicanos fueron detenidos durantes las redadas de migración en el estado de Mississippi

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) afirmó que ha iniciado operaciones en lugares de trabajo por reportes de distintas actividades ilegales.
El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) afirmó que ha iniciado operaciones en lugares de trabajo por reportes de distintas actividades ilegales. Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE)

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, afirmó que 107 mexicanos fueron detenidos durante redadas en Mississippi. Su país pidió a EE. UU. identificar a los detenidos durante los operativos.

Anuncios

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, informó que un total de 107 mexicanos fueron detenidos en las redadas contra migrantes irregulares en procesadoras de alimentos en el estado de Mississippi (EE.UU.).

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, explicó que en las redadas del miércoles 7 de agosto se solicitó a los empleados de varias plantas procesadoras si podían comprobar su estancia legal y permiso de trabajo, y aquellos que no tenían la documentación fueron inmediatamente detenidos.

Ebrard, afirmó que desde que se tuvo conocimiento de este operativo ayer, se solicitó a las autoridades de Estados Unidos ayuda en el proceso de identificación.

Las redadas se venían planeando desde hace varios meses y se enfocaron en plantas procesadoras de alimentos en el estado sureño de Mississippi. En la empresa Koch Foods Inc. los trabajadores arrestados llenaron tres buses, dos para hombres y uno para mujeres.

“Fue una triste situación”, contó Domingo Candelaria, un trabajador de la planta que quedó en libertad luego de certificar su estatus legal en Estados Unidos.

El arresto de migrantes más grande en diez años

El arresto de estas 680 personas que han sido identificadas como inmigrantes indocumentados constituye la mayor redada de este tipo en una década, según anunció el fiscal del distrito sur del estado sureño, Mike Hurst.

"Somos país de inmigrantes, pero también somos un país de leyes y continuaremos haciéndolas cumplir (...) Damos la bienvenida a la gente de otros países, pero tienen que obedecer nuestras reglas, tienen que venir aquí legalmente. O, si no, entonces no deberían venir", manifestó Hurst.

Cerca de 600 agentes cercaron las plantas que pertenecen a distintas compañías, los oficiales rodearon el área para evitar que escaparan los trabajadores. La redada se enfocó en pequeños pueblos cerca de Jackson, capital del estado, donde la fuerza de trabajo está compuesta mayoritariamente por latinos. Los arrestos se registraron en Bay Springs, Carthage, Canton, Morton, Pelahatchie and Sebastapol.

Los 680 inmigrantes que fueron detenidos pasarán ahora a custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). La entidad decidirá si los encierra en un centro de detención hasta que sean deportados a sus países de origen o si, por el contrario, los pone en libertad mientras las cortes deciden si deben quedarse o no en el país.

El agente Jere T. Miles, a cargo de la operación, explicó que los hijos de los inmigrantes detenidos pasarán a la custodia de algún familiar en Estados Unidos y, en otros casos, los padres serán puestos en libertad para que puedan cuidar de los menores mientras se resuelven sus peticiones de asilo.

“Cada caso será manejado de manera individual, dependiendo de las circunstancias", explicó Miles.

ICE abrió una línea para atender a los familiares de las personas arrestadas

“Está disponible una línea libre de costo las 24 horas para los familiares de todos los arrestados. En esta pueden dirigir preguntas sobre su lugar de detención, estatus y proceso. Esta línea funciona en inglés y español; el número de teléfono es 1-855-479-05-02"

Organizaciones defensoras de los migrantes tratan de orientar a las personas frente a situaciones similares.

El arresto masivo coincidió con la visita de Trump a El Paso, Texas

La redada en Mississippi coincidió con el viaje del presidente estadounidense a la población fronteriza de El Paso, Texas, donde ocurrió un tiroteo el pasado 3 de agosto que cobró la vida de 22 personas, la mayoría de origen latino. Matthew Albence, director encargado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), respondió a las preguntas de AP sobre este asunto.

“Esta es una operación de largo aliento que se venía adelantando. Nuestras operaciones de control se realizan bajo una base racialmente neutral. Las investigaciones se basan en evidencias”, afirmó el funcionario. Albence añadió que esta redada podría ser la operación más grande de este tipo en un único estado.

Este tipo de acciones eran comunes durante el mandato de George W. Bush. La más recordada se realizó en una planta empacadora de carne kosher en Postville, Iowa, en 2008. El presidente Barack Obama evitó este tipo de operativos y los limitó a audiencias de bajo perfil, fuera del ojo público.

En su rueda de prensa, las autoridades aseguraron que el objetivo de las redadas son tanto los inmigrantes indocumentados como las empresas que los contratan.

Bajo el Gobierno de Donald Trump se han incrementado las detenciones de inmigrantes en sus lugares de trabajo: en el año fiscal 2018, el ICE inició 6.848 investigaciones sobre ese tema, lo que supone un incremento de más del 300 % con respecto al periodo anterior, cuando hubo 1.691 investigaciones.

Con EFE y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.