Saltar al contenido principal
Migrantes

Italianos, víctimas inesperadas de la política antinmigrantes de Matteo Salvini

Las medidas del Gobierno italiano para contener el flujo migratorio hacia su país no solo han afectado a los migrantes, los italianos también son víctimas de las políticas restrictivas de Salvini. Son muchos los que perdieron sus trabajos por el cierre de centros de ayuda, otros buscan oportunidades fuera del país a falta de opciones en Italia.

Anuncios

Anna María trabajaba hasta hace unos meses en el segundo centro de acogida para solicitantes de asilo más grande de Italia. Ahora está vacante después de que el lugar fuera cerrado de forma definitiva. "Pensar en cuando sacaron a los muchachos que se alojaban aquí, y en cuando perdí mi trabajo, es una mezcla de emociones terribles”, asegura. Al menos 5.000 empleados, ligados a la asistencia a inmigrantes, ya no tienen trabajo. “No hay duda de que esto es consecuencia del reciente revolcón en el sistema de acogida de inmigrantes", comenta Pietro Mariani, director de la Cruz Roja en Roma.

Durante las protestas de quienes rechazan la mano dura del Gobierno contra los refugiados e inmigrantes, hay quienes reconocen que la crisis también toca a los italianos más jóvenes: "Muchos que se estaban encaminado hacia el sector humanitario, que eran profesores de italiano, psicólogos, asistentes sociales, han perdido su empleo de un día a otro, así como los migrantes, quedaron en la calle", asegura una mujer que protesta contra Salvini.

Ante la falta de oportunidades, hay quienes ponen sus ojos fuera del país. Riccardo Trentini tenía 22 años cuando decidió que su futuro lo escribiría en otro país. Fue así como decidió exportar vino italiano a Colombia, donde se instaló definitivamente desde hace cinco años. "En Italia hubiera sido mucho más complicado. Hay menos confianza en las nuevas generaciones", comenta.

En 2018, más de 100.000 italianos abandonaron su país para buscar oportunidades, tal y como lo hizo Riccardo. Italia es el segundo país en Europa con la mayor tasa de desempleo después de España y los números cada vez van en aumento. Los italianos son víctimas laborales inesperadas de las políticas antiinmigrantes, mientras que la fuga de cerebros es un problema entre los más jóvenes en un país cuya población envejece.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.