Saltar al contenido principal

El detenido por la masacre en El Paso, Texas, confesó que su objetivo era “matar mexicanos”

Archivo-Un grupo de personas expresa sus condolencias por la masacre en una tienda Walmart, de El Paso, Texas, EE. UU., el 6 de agosto de 2019, tres días después de que ocurriera la tragedia.
Archivo-Un grupo de personas expresa sus condolencias por la masacre en una tienda Walmart, de El Paso, Texas, EE. UU., el 6 de agosto de 2019, tres días después de que ocurriera la tragedia. REUTERS/Callaghan O'Hare

Es considerada como la mayor masacre en el país en lo corrido de 2019. De las 22 víctimas mortales, 8 eran ciudadanos de México.

Anuncios

Una matanza inspirada por el odio racial. Así es considerado el asesinato múltiple del pasado 3 de agosto en el estado de Texas.

El presunto atacante, Patrick Crusius, de 21 años confesó a la policía que su objetivo era “matar mexicanos”, según un documento al que tuvo acceso el diario The Washington Post.

El informe está escrito por el detective Adrián García, quien cuenta que, ya en custodia policial, Crusius reconoció que él fue quien disparó, tras conducir durante 10 horas, desde Allen, Texas, hasta El Paso, en el mismo estado. Entró a una tienda de la cadena Walmart, donde suelen comprar personas de origen hispano en esta ciudad fronteriza, y disparó con su rifle de asalto AK 47, de forma indiscriminada.

Las autoridades habían señalado que el presunto agresor escribió un manifiesto en internet, antes del asesinato múltiple, en el que denunciaba una supuesta “invasión hispana” en Texas.

Debido a que de los 22 fallecidos en el tiroteo, 8 eran ciudadanos de México, el canciller de ese país, Marcelo Ebrard, aseguró que su nación participará en la investigación del caso y en el juicio y que además pedirá al supuesto responsable en extradición.

Ebrard argumentó que fue “un acto terrorista”, cometido en territorio estadounidense, pero contra mexicanos.

Las autoridades estadounidenses aún no han confirmado los alcances de la participación de México en el proceso judicial contra el presunto atacante.

Pánico en Missouri

Cuando el país aún está en conmoción por la masacre en El Paso, Texas, este 9 de agosto un joven de 20 años de edad causó pánico en otra tienda Walmart, pero esta vez en Springfield, Missouri.

Según Mike Lucas, portavoz del departamento de policía local, el individuo, identificado como Dmitriy Andreychenko, entró al almacén fuertemente armado con un fusil de asalto, otra arma y alrededor de 100 cartuchos de munición. Además, portaba un chaleco antibalas.

Aunque no disparó, mientras empujaba un carro de compras, el joven empezó a grabar con su celular la escena de caos y miedo que causó entre las personas que estaban en la tienda.

“Escuché una voz a mi izquierda que me decía: ¿es ese un rifle de verdad? Yo miré y había un joven levantando las manos y con un rifle cruzado”, dijo Julie Belew, una cliente de la tienda.

Andreychenko fue arrestado y acusado de amenaza terrorista en segundo grado, según informó la policía. Enfrenta una pena de cuatro años de cárcel y una multa de hasta 10.000 dólares, según informó el departamento de policía de Springfield, Missouri, en su cuenta de twitter.
 

Trump sugiere fortalecer control de armas, pero con aprobación de la NRA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló este viernes que está dispuesto a trabajar con los legisladores de su país para endurecer los controles de antecedentes judiciales, para la compra de armas.

Sin embargo, el mandatario, cuya campaña electoral fue apoyada por la Asociación Nacional del Rifle, NRA, por sus siglas en inglés, dijo que cualquier paso en esta materia deberá recibir también el visto bueno de esa organización.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre el control de armas, en los jardines de la Casa Blanca, el 9 de agosto de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre el control de armas, en los jardines de la Casa Blanca, el 9 de agosto de 2019. REUTERS/Leah Millis

“Sobre la revisión de antecedentes tenemos un tremendo apoyo, para verificaciones de antecedentes realmente sensatas, sensibles e importantes”.

“Los republicanos lo están observando muy en serio y realmente creo que la NRA, he hablado con ellos muchas veces, son muy buenas personas, son grandes patriotas, aman a nuestro país, francamente creo que ellos también llegarán a eso”, dijo el mandatario.

No obstante, Trump insistió en que más allá de la falta de un estricto control de armas en Estados Unidos, la situación se debe a un problema “de salud mental”.

“Es un gran problema de enfermedad mental, el arma no dispara el gatillo. Una mente enferma es la que tira del gatillo. Así que queremos sacar eso de la ecuación”, ratificó.

La Asociación Nacional del Rifle ha señalado en distintas ocasiones que se opone a una modificación en la segunda enmienda de la constitución estadounidense que establece el derecho de los ciudadanos a comprar y portar armas, al igual que la mayoría del partido republicano.

Cada vez que ocurre una masacre en Estados Unidos se reavivan el debate y las peticiones políticos y ciudadanos del común por el control de armas, hasta ahora sin una medida al respecto, mientras los estadounidenses probablemente lidiaran con otro tiroteo masivo.

France24 con Reuters y EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.