Saltar al contenido principal

Salvini presenta una moción de censura al Gobierno de Giuseppe Conte en aras de convocar elecciones

Salvini se rodea de su equipo tras la votación sobre una línea de tren entre Lyon y Turín que desencadenó la ruptura de Gobierno. Roma, Italia, el 7 de agosto de 2019.
Salvini se rodea de su equipo tras la votación sobre una línea de tren entre Lyon y Turín que desencadenó la ruptura de Gobierno. Roma, Italia, el 7 de agosto de 2019. Remo Casilli / Reuters

Con la realización de nuevas elecciones en la mira, el líder ultraderechista confirmó que realizará una moción contra el propio Ejecutivo del que la Liga, su propio partido, forma parte junto al antisistema Movimiento 5 Estrellas.

Anuncios

Matteo Salvini prepara su asalto al Gobierno tras romper con sus socios del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y presentar una moción de censura contra Giuseppe Conte, primer ministro italiano y figura de consenso entre las dos formaciones del Ejecutivo. El líder ultraderechista aprovecha así su auge en las encuestas para plantear nuevas elecciones que le permitan convertirse en primer ministro del país.

La inestabilidad se cierne, una vez más, en la política italiana, que ha tenido 65 gobiernos diferentes en la últimas siete décadas y que encarará en los próximos días el posible final de otro, cuando apenas llevaba un año en funcionamiento.

Conte solo cuenta con el apoyo del M5S, que en 2018 ganó las elecciones, pero que no tiene la mayoría absoluta necesaria para hacer que el Gobierno continúe. El primer ministro se reunió ayer con el presidente de la República, Sergio Mattarella, para comentarle la situación. La figura de Mattarella se convertirá en fundamental en las próximas semanas por su papel de árbitro.

Con el Parlamento cerrado por las vacaciones estivales, los portavoces de los principales partidos aún deben reunirse y convocar al resto de parlamentarios en Roma. Pero según apuntan los medios de comunicación locales, parece que la fecha preferida para que se realice la moción de censura es el martes 20 agosto.

En caso de perder la moción de censura, Conte tendrá que dimitir

El primero de ellos es que Giuseppe Conte supere la moción de censura y pueda continuar con su Gobierno, aunque con una composición diferente. Esto, sin embargo, resulta muy complicado porque el mandatario solo cuenta con el apoyo del M5S de Luigi di Maio. Además, tanto la la Liga de Salvini como Forza Italia, el partido del diputado Silvio Berlusconi, y los ultraderechistas de Hermanos de Italia ya confirmaron que quieren ir a las urnas.

Por tanto, la única posibilidad de supervivencia política de Conte está en las manos del Partido Demócrata (PD), de centroizquierda. Aunque esta opción es muy remota por la animadversión que genera su figura y el Movimiento 5 Estrellas entre las filas progresistas. Gran parte del electorado de este partido se fue hacia el M5S en las elecciones de 2018.

El tercer escenario posible es el del nombramiento de un tecnócrata al frente del Gobierno, una solución muy habitual en Italia cuando se generan controversias políticas. Esta es quizá la posibilidad menos probable porque ni la Liga ni tan siquiera la formación de Di Maio quieren que esto suceda así.

Por último, está la opción con más posibilidades y es que Giuseppe Conte no supere la moción. En ese caso, se vería obligado a presentar su dimisión ante Sergio Mattarella y sería el presidente de la República quien, en primer lugar, se vería forzado a encontrar nuevas mayorías.

En caso de no conseguirlo, Mattarella tendría que convocar elecciones entre 45 y 70 días después. Los comicios se realizarían en torno a mediados de octubre de 2019. Este 8 de agosto, el primer ministro se dirgió a la nación y criticó de forma severa la actuación de Salvini.

Salvini parte como favorito en caso de realizarse elecciones. Los sondeos le auguran un 36% de los votos y una posible suma con Forza Italia y Hermanos de Italia le garantizaría el Gobierno. Además, Berlusconi ya demostró sus intenciones de pactar con el actual ministro del Interior de forma previa a las votaciones.

El tren entre Turín y Lyon, el detonante de la ruptura del Ejecutivo italiano

El enfrentamiento entre la Liga y el M5S llegó tras meses de desavenencias en materia de inmigración, infraestructuras, empleo o economía. Pero el punto final se puso tras el voto en contra de la Liga a la enmienda presentada por el M5S para paralizar las obras del tren que unirá Turín con Lyon (Francia), que para la formación de Di Maio era un gasto innecesario. Salvini aseguró tras estos hechos que gobernar "era imposible" y anunció la moción de censura.

En los próximos meses varios eventos claves que tendran lugar en Italia se podrían ver condicionados por un ambiente inestable. La elaboración de los presupuestos para 2020 es la más importante, aunque también están pendientes la designación de un comisario para la Comisión Europea o la ley propuesta por el M5S de reducir el número de parlamentarios a la mitad.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.