Saltar al contenido principal

Alberto Fernández gana de forma contundente en las primarias argentinas

El candidato presidencial Alberto Fernández celebra su victoria en el escenario durante las elecciones primarias este domingo en Buenos Aires.
El candidato presidencial Alberto Fernández celebra su victoria en el escenario durante las elecciones primarias este domingo en Buenos Aires. Agustin Marcarian / Reuters

El candidato peronista, que incluye en su lista a la expresidenta Cristina Fernández como vicepresidenta, se impuso al presidente de Argentina, Mauricio Macri por una amplia ventaja de más de 15 puntos.

Anuncios

Alberto Fernández venció de forma clara a la lista de Mauricio Macri en las elecciones primarias que determinan que candidatos se pueden presentar a los comicios definitivos previstos para el 27 de octubre. El candidato peronista logró más del 47% de los votos, frente al apenas 32% que consiguió Macri.

Fernández tenía ventaja en todos los sondeos previos a las elecciones, pero ninguno de ellos auguró una victoria tan amplia, que hace que supere en 15 puntos a su máximo rival. De hecho, si estos resultados se repitiesen en octubre, no necesitaría ni acudir a la segunda vuelta prevista para noviembre. Ya que superaría el umbral de 10 puntos que hace que no sea necesario realizar esa segunda votación.

"No venimos acá a restaurar un régimen, venimos acá a crear una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencias, que termine con este tiempo de mentiras y les dé a los argentinos un horizonte mejor para el futuro. En esa Argentina todos tienen lugar", destacó Fernández en su sede electoral ante sus seguidores.

Estos resultados suponen una dura derrota para Macri, quien antes de que se conocieran los primeros datos del escrutinio reconoció que el oficialismo había tenido una "mala elección" en las primarias, en las que la tasa de participación alcanzó el 75 %.

El presidente Macri se mostró visiblemente afectado por los resultados y lamentó que “haya habido tantos argentinos que crean que hay una alternativa volviendo al pasado. No la hay”. En esta campaña, el eje de Macri ha sido presentarse como el futuro contra el pasado kirchnerista, mientras que Alberto Fernández se centró en destacar en sus discursos electorales el aumento de la pobreza en el país durante el último año y medio.

Aún así, desde el Kichnerismo se quiso mantener la calma tras la mala experiencia sufrida en 2015. En ese año Macri perdió las primarias y la primera vuelta frente al peronista Daniel Scioli, pero en las elecciones de noviembre de segunda ronda, Macri se hizo con el triunfo de una forma sorprendente.

El presidente de la Argentina, Mauricio Macri, junto al precandidato a la vicepresidencia Miguel Angel Pichetto, y a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, reconoce la derrota de Juntos Por el Cambio en las elecciones internas q
El presidente de la Argentina, Mauricio Macri, junto al precandidato a la vicepresidencia Miguel Angel Pichetto, y a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, reconoce la derrota de Juntos Por el Cambio en las elecciones internas q Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Además de las candidaturas de Fernández y Macri, también lograron superar el 1,5 % de los votos necesarios para competir en las elecciones presidenciales, Roberto Lavagna, candidato de Consenso Federal, con el 8,34 % de los votos; Nicolás del Caño, representante del Frente de Izquierda y de Trabajadores, con el 2,88 %; Juan Gómez Centurión, de Frente Nos, con el 2,62 % y José Luis Espert, con el 2,21 %.

Termómetro electoral en plena recesión

Argentina afrontó estas elecciones en plena recesión. Una situación que se prolonga desde abril de 2018. También registró el año pasado una caída en su PIB del 2,5 % y en los primeros cinco meses de este año la actividad económica acumuló un descenso del 3,1 %.

Informe desde Buenos Aires: Termómetro electoral en plena recesión

La situación es tan límite que el Gobierno de Macri recurrió el año pasado al Fondo Monetario Internacional, con el que acordó un auxilio financiero por 56.300 millones de dólares a cambio de un fuerte ajuste fiscal. Para Macri es “necesario conocer cuáles son los planes de la oposición porque la capacidad de maniobra de país es muy limitada”.

La dura derrota de Macri radica también en los complicados datos económico-sociales que se registran al final de su mandato. La tasa de desempleo se elevó al 10,1 %, un nivel que no se registraba desde 2006, la inflación alcanzó el 22,4 % en el primer semestre y, según analistas, puede llegar a 40 % al final del año y la pobreza afecta a más del 32 % de la población, casi cinco puntos por encima de la registrada en el primer semestre del año pasado.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.