Saltar al contenido principal

Incendio en Gran Canaria, incontrolable luego de arrasar 1.500 hectáreas

Al menos 1.500 hectáreas de un parque nacional se han visto afectadas por el incendio que se generó en Gran Canaria el 10 de agosto
Al menos 1.500 hectáreas de un parque nacional se han visto afectadas por el incendio que se generó en Gran Canaria el 10 de agosto Elvira Urquijo A / EFE

Las autoridades de la isla han luchado, sin éxito por el momento, por controlar las llamas de un incendio forestal que se generó el 10 de agosto. Los servicios de emergencia evacuaron a por lo menos 1.000 personas.

Anuncios

Autoridades de la isla española de Gran Canaria, ubicada a unos 1.983 kilómetros al sur de Madrid, siguen realizando labores para controlar un incendio forestal que ya ha afectado unas 1.500 hectáreas de parque nacional.

De acuerdo con EFE, las llamas se han visto favorecidas por ráfagas de vientos de unos 70 kilómetros por hora que han afectado las labores de los equipos de bomberos para sofocar el incendio.

El terreno también dificulta las labores de extinción del incendio

Ángel Víctor Torres, presidente regional del archipiélago atlántico de las Canarias, informó el 12 de agosto que las llamas se habían reactivado en varias zonas. Asimismo, indicó que la cabeza de las llamas sigue sin ser controlada mientras que la cola ya ha sido dominada parcialmente.

"La previsión es que durante el día de hoy (12 de agosto) podemos ir controlando este frente activo, cabeza del incendio", dijo torres durante una rueda de prensa.

De acuerdo con los primeros reportes de la situación, el incendio se inició en un área residencial, las llamas rápidamente se extendieron hacia los terrenos de un parque nacional y una zona que es frecuentada por los turistas de la isla.

Los servicios de emergencia han evacuado a unas 1.000 personas como medida de prevención en un radio de 23 kilómetros. De igual forma tres carreteras de la zona siguen cortadas debido al incendio y las labores para controlarlo.

Por el momento no hay reportes de muertes ni heridos debido al incendio. No obstante, sí hay daños materiales en algunas viviendas producto de las llamas al tiempo que servicios como gas, agua y electricidad en algunas zonas de la cumbre de Gran Canaria también se han visto afectadas.

Unas 600 personas de los servicios bomberiles han acudido a controlar las llamas, también se han utilizado 11 helicópteros y un hidroavión a las labores para apagar el fuego. Las autoridades desean controlar el incendio previo a la llegada de una ola de calor anunciada para los próximos días.

El presidente regional del archipiélago ha destacado el daño causado al patrimonio forestal de la isla y refirió que el incendio es producto de la imprudencia de una persona que ya fue detenida. Fuentes policiales informaron que un hombre de 55 años fue aprehendido por su presunta responsabilidad en el incendio cuando utilizaba una máquina de soldar en una vivienda de la zona.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.