Saltar al contenido principal

Tras las primarias de Argentina, el primer golpe lo recibe la economía

Vista general de la Bolsa de Buenos Aires este lunes, en Buenos Aires (Argentina).
Vista general de la Bolsa de Buenos Aires este lunes, en Buenos Aires (Argentina). Juan Ignacio Roncoroni / EFE

Tras la victoria por 15 puntos del candidato kirchnerista Alberto Fernández en las elecciones primarias, que significó una aplastante derrota para el presidente Mauricio Macri, los mercados reaccionaron en forma profundamente negativa.

Anuncios

El lunes 12 de agosto, al abrir los mercados, el dólar trepó un 30% ante los resultado de las primarias, hasta 65 pesos por dólar, luego bajó parcialmente. Por otra parte, el riesgo país, que mide cuán probable es que un país no pueda pagar sus deudas, aumentó en 595 puntos básicos hasta 1467.

La tasa que paga el Banco Central por Letras de Liquidez (Leliq) que compran los bancos, y que se utiliza como una forma de absorber pesos del mercado para contener la subida de la inflación y es referencia del sistema financiero local, alcanzó algo más de 74% (estaba en poco más de 63% el viernes).

El índice Merval, de la Bolsa de Buenos Aires, se desplomó casi 38%, mientras que las acciones de empresas argentinas en Wall Street perdieron hasta 59%. Los bonos de deuda pública argentina cayeron hasta un 15%.

Aunque el peso ganó un poco de valor, la tendencia general se mantuvo el martes 13 de agosto, y ninguno de los indicadores volvió a niveles anteriores al lunes.

n transeúnte camina frente a una pantalla que informan el valor de monedas extranjeras, encabezadas por el dólar, respecto al peso argentino este martes 13 de agosto, en Buenos Aires (Argentina).
n transeúnte camina frente a una pantalla que informan el valor de monedas extranjeras, encabezadas por el dólar, respecto al peso argentino este martes 13 de agosto, en Buenos Aires (Argentina). Juan Ignacio Roncoroni / EFE

"Toda la industria de la inversión terminó shockeada con el resultado"

Los analistas del mercado coinciden en que el temor a un nuevo gobierno kirchnerista (la compañera de fórmula de Alberto Fernández es la expresidenta Cristina Fernández) llevó a que los inversores se desprendieran de bonos y acciones argentinas para migrar al dólar. Además de que en el país el dólar es también el refugio preferido de quienes tienen ingresos que les dejan algún ahorro. También eso sumó presión sobre la divisa.

Mauricio Macri también apuntó al temor al kirchnerismo como causa del descalabro de los mercados. En conferencia de prensa el lunes dijo: "La alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo, para que la gente venga a invertir en el país". Les pidió que hagan autocrítica e intenten construir esa credibilidad. "Ellos ya gobernaron, entonces tienen que demostrar que van a hacer algo distinto", agregó.

Por su parte, Alberto Fernández, dijo que en este momento es Macri quien debe gobernar. Y aseguró que su gobierno –de ganar en las generales de octubre– no entrará en default (cesación del pago de vencimientos de deuda). "Yo no quiero caer en default, es muy costoso salir de eso; Macri nos dejó en default", afirmó en el programa Corea del Centro del canal 'NetTV'.

Por ahora Argentina no entró en cesación de pagos, pero el riesgo de que esto ocurra aumentó. Según Portfolio Personal Inversiones (PPI), agente de inversiones y proveedor de información financiera estratégica, la probabilidad de un default en cinco años pasó de alrededor del 50% antes de las primarias a más del 79%.

"Toda la industria de la inversión terminó shockeada con el resultado", le dijo Walter Stoeppelwerth, CIO (gerente de inversiones) de PPI, a France 24 en Español. La diferencia de 15 puntos en las primarias fueron, agregó, la mayor sorpresa de sus 28 años de carrera.

Lo que no le sorprendió fue la reacción de los mercados. "Para gente que invierte dinero en los mercados emergentes hay un temor bien importante de lo que podría pasar con un nuevo gobierno", dijo.

Y la reacción del mercado está vinculada a que los inversores, además, no creen que que Macri pueda remontar este resultado, dijo Stoeppelwerth.

Por su parte, Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de Eco Go, consultora especializada en macroeconomía y finanzas, señaló que ese temor del mercado al kirchnerismo no se debe solo a la historia de sus gobiernos, sino también al "esquema de polarización que planteó el gobierno" en la campaña.

Y cree que la reacción de la administración Macri después del lunes fue desacertada. "Un gobierno que en vez de asumir el resultado de la elección pretende torcer el resultado con políticas expansivas (aumento del gasto público y reducción de impuesto) de corto plazo en un contexto de toma de ganancias agresiva, genera consecuencias sobre la inflación y la recesión", le dijo a France 24 en Español.

"Les informamos que nuestros proveedores no nos entregaron mercadería el día de ayer"

El mercado de bienes y servicios locales, el que afecta en forma directa a la mayoría de los argentinos en su día a día, comenzó a acusar el golpe.

Muchas distribuidoras de productos, especialmente las que operan con importaciones, pararon la toma de pedidos ante la incertidumbre de hasta qué valor pueda dispararse la divisa. Un proveedor de lijas y otros productos abrasivos informó que dejó de tomar pedidos por la incertidumbre financiera.

Si no hay precios no hay actividad: nadie vende ni compra nada"

Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de Eco Go

Quienes venden productos y servicios en general tienen dificultades para fijar precios y es esperable que haya una nueva subida de la inflación, que había empezado a desacelerarse tras haber llegado a más del 55% interanual en junio pasado.

"Les informamos que nuestros proveedores no nos entregaron mercadería el día de ayer, debido a la incertidumbre del dólar", informaron, por ejemplo, desde una distribuidora de pañales, anunciando ya un aumento del 30% y posibles nuevos incrementos.

Otros directamente decidieron dolarizar todas sus listas de precios.

En un contexto de pobreza por encima del 30%, bajo poder de compra del salario y una desocupación por encima del 10%, a la inflación se le sumará probablemente más recesión. "Si no hay precios no hay actividad: nadie vende ni compra nada", dijo Marina Dal Poggetto, de Eco Go. ¿Qué hacer ante esta situación? "Necesitás un acuerdo político, pero no podés tenerlo porque estás en campaña", porque no hay presidente electo aún.

Informe desde Buenos Aires: segunda jornada de desplome en las Bolsas tras primarias

Si el Gobierno decidiera utilizar el ajuste de 0,5% del PIB que le permite el acuerdo con el FMI para inyectar más dinero en la forma de medidas paliativas para la población, PPI cree que no sea suficiente, porque llega demasiado tarde, y solo un "milagro" podría llevar a una segunda vuelta electoral y un potencial triunfo de Macri en las elecciones generales. Un milagro que solo sería posible, según PPI si la clase media decide culpar al Frente de Todos de la devaluación del lunes y no al gobierno.

Stoeppelwerth advirtió que el Banco Central contaba el lunes con unos US$16.000 millones de reservas netas, pero entre los vencimientos de deuda que deberá afrontar el país y la potencial demanda de dólares por parte de los ahorristas es posible que no alcance para llegar a fin de año.

Pero Dal Poggetto señaló que si el Banco Central vende reservas, el margen de acción de la próxima gestión va a estar limitado. Por el contrario, agregó: "Si no vende, hay un salto del tipo de cambio, seguido de inflación".

Una situación imposible. Un empresario, en conversación con France 24 en Español la comparó con la de un avión que estaba en piloto automático y que de repente debió comenzar a operarse en forma manual, pero sin ayuda de la torre de control.

La torre de control, en este caso, son el Gobierno, los bancos, los proveedores.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.