Saltar al contenido principal

Más de 500 migrantes permanecen bloqueados en el Mediterráneo

Último grupo de 105 inmigrantes rescatados este lunes con el barco humanitario Ocean Viking frente a las costas de Libia.
Último grupo de 105 inmigrantes rescatados este lunes con el barco humanitario Ocean Viking frente a las costas de Libia. Médicos Sin Fronteras / EFE

La ONG española Open Arms mantiene desde hace 12 días a 151 personas frente a la costa italiana a la espera de que se abra un puerto seguro, mientras que el Ocean Viking ya acoge a 356 migrantes a bordo.

ANUNCIOS

La situación se vuelve cada día más complicada para la embarcación fletada por la ONG española Open Arms. Ningún gobierno europeo quiere abrir sus puertos para acoger a los 151 migrantes rescatados de las aguas del mar Mediterráneo. Además, el número de migrantes acogidos por la embarcación Ocean Viking, fletada por SOS Mediterranee y Médicos Sin Fronteras (MSF), aumentó a 356 tras una nueva operación de rescate frente a Libia.

Los puertos más seguros para los dos barcos son los de Italia y Malta, pero ninguno de los dos países quiere hacerse cargo de la situación vetaron la entrada de ambas embarcaciones. Además, la ley italiana se endureció hace tan solo unos días al castigar a los barcos que entren en sus aguas sin autorización con hasta un millón de euros.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, avanzó que no depondrá su política de puertos cerrados a las naves de las organizaciones humanitarias, a las que acusa de incentivar la inmigración irregular desde África con su mera presencia.

El líder ultraderechista publicó una fotografía en sus redes sociales en la sede del Ministerio y escribió: "Trabajando desde esta mañana para evitar el desembarco de 500 inmigrantes". Además, instó a la ONG Open Arms a que vaya en dirección a España, su país de origen, para que los migrantes sean rescatados.

Es su décimo segundo día en el mar y en las próximas horas la tripulación espera un empeoramiento de la meteorología, con fuertes ráfagas de viento y un aumento del oleaje. La ONG lamentó esta situación en sus redes sociales, asegurando que "cada día que pasa es más difícil", y arremetió contra los países de Europa por no permitir el desembarco.

"Es infame el silencio de Europa. La falta de humanidad y empatía les hace más culpables", reprochó la organización. Además, la ONG lamentó que el Gobierno de España rechazase que los migrantes fuesen a la embajada española en Malta y su fundador, Oscar Camps, se dirigió vía Twitter al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Regiones y ciudades españoles se ofrecen, pero la travesía es larga

Open Arms descartó realizar una travesía de más de cinco días hasta España con 151 personas en mal estado y aseguró que la única opción es desembarcar en Lampedusa, donde hasta ahora solo permitieron entrar a un niño que estaba gravemente enfermo y a su familia.

En España, la ciudad de Valencia se ha ofrecido a recibir la embarcación y la comunidad de Extremadura a colaborar en la acogida de los inmigrantes, pero la portavoz del Gobierno español, Isabel Celaá, ha opinado que el barco debería conducir a los salvados al puerto seguro más cercano, que en este momento está en Italia.

La situación no parece que se vaya a mejorar con Salvini utilizando la inmigración como tema clave de su campaña electoral propia. A través de redes sociales, acusó al Movimiento Cinco Estrellas y al Partido Demócrata de querer introducir en Italia a medio millón de migrantes.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.