Saltar al contenido principal

Los brasileños se manifiestan contra los recortes educativos de Jair Bolsonaro

Brasileños protestan contra los recortes en la educación promovidos por el presidente del país, Jair Bolsonaro, en Rio de Janeiro, el 13 de agosto de 2019.
Brasileños protestan contra los recortes en la educación promovidos por el presidente del país, Jair Bolsonaro, en Rio de Janeiro, el 13 de agosto de 2019. Antonio Lacerda / EFE

La convocatoria de manifestación se realizó en 26 de los 27 estados, aunque el número de asistentes fue inferior al de las convocatorias de mayo de 2019.

Anuncios

La oposición sale a la calle para plantar cara a las políticas educativas del Ejecutivo de Jair Bolsonaro. Los recortes educativos fueron el principal motivo de estas concentraciones, aunque a ellas se les unieron las reivindicaciones de jubilados, mujeres e indígenas. Las mayores concentraciones se registraron en Sao Paulo y Rio de Janeiro, aunque no se alcanzó el éxito de las protestas de mayo de 2019.

"Es importante mostrar al Gobierno que nosotros realmente creemos en la educación pública. Queremos calidad en la educación pública y exigimos que los pobres que no pueden pagar por educación, tengan educación de calidad", dijo una profesora de 41 años que participó en la manifestación celebrada en Río de Janeiro.

En un clima pacífico, los manifestantes se reunieron para denunciar “el desmonte de la educación”.Mientras marchaban, los participantes sostenían pancartas en las que se leían frases como "Libros sí, armas no", "Fuera Bolsonaro", o "Brasil merece educación". Asimismo, portaban banderas y pitidos y gritaban palabras de orden como "educación es libertad", hoy la clase es en la calle" o "conocimiento no se recorta".

Se trata de la tercera movilización de los sectores de la educación en apenas ocho meses contra la política educativa del Gobierno de Bolsonaro, que emprendió una cruzada contra lo que considera "el marxismo cultural" en esta materia.

Estudiantes marchan este martes en la avenida Paulista de Sao Paulo (Brasil). Los brasileños volvieron este martes a las calles para protestar contra los recortes en educación promovidos por el presidente del país.
Estudiantes marchan este martes en la avenida Paulista de Sao Paulo (Brasil). Los brasileños volvieron este martes a las calles para protestar contra los recortes en educación promovidos por el presidente del país. Fernando Bizerra Jr / EFE

El Ejecutivo también anunció duros recortes en los fondos destinados a las universidades públicas y propuso el cambio de un sistema educativo en el que ve “un embrión de la ideología de izquierdas”.

Los pensionados se unieron a los estudiantes

Los participantes también trasladaron su mensaje de rechazo a la reforma del sistema de pensiones y jubilaciones, el proyecto estrella del nuevo Gobierno en materia económica y que ya ha pasado su primer cribo en el Congreso.

Con la reforma, rechazada por sindicatos y movimientos sociales, el Gobierno pretende reducir el gasto con un sistema de pensiones que considera "quebrado", acabar con un crónico déficit del sector público y liberar recursos para la inversión en áreas claves. El proyecto que altera la edad mínima para el acceso a la jubilación fue aprobado en segunda vuelta en la Cámara de los Diputados y ahora necesita el aval del Senado brasileño.

Desde el Gobierno siguen manteniendo que con la reforma del sistema de pensiones habrá dinero para el sistema educativo en un intento de calmar el ánimo de los más jóvenes.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.