Saltar al contenido principal
En foco

#3 El reto de Colombia por superar la coca

Esta materia prima de la cocaína sumerge las regiones colombianas donde el conflicto no se ha apagado. France 24 estuvo con agricultores que cultivan, o han cultivado esta planta, cuya sustitución está planteada en los Acuerdos de Paz. ¿Qué tanto se ha avanzado?

Anuncios

Paz, coca y desarrollo rural se conjugan en Colombia. Al menos así lo plantean los acuerdos de paz firmados entre la exguerrilla de las FARC y el Estado, que consagra amplias disposiciones para romper el aislamiento de partes enteras del país, donde la coca es síntoma del olvido del poder público.

El departamento de Nariño, ubicado en el sur del país, concentra 42.000 de las 169.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito registró para el año 2018. En términos de comparación, la misma entidad contabilizó 50.000 hectáreas para todo Perú.

Un punto completo de los Acuerdos de Paz contempla una "solución al problema de las drogas ilícitas", que pasa por un ambicioso programa de sustitución de cultivos ilícitos. Unas 130.000 familias se comprometieron en ello, pero la mayoría no han visto llegar ni el primer insumo de lo que se planteó.

Para abandonar la coca se necesita una atención integral de las autoridades, una transformación del territorio. Aun así, los estudios resaltan que resulta menos costoso que la erradicación forzosa, que privilegia resultados de corto plazo y puede presentar afectaciones ambientales y en los seres humanos.

Aunque la economía de la coca prospera en las zonas apartadas del país, algunos la arrancan por deseos de alejarse de un circuito ilegal, armados solo con determinación, sin esperar la ayuda que merecen.

#CómoValaPazEnColombia

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.