Saltar al contenido principal

Stéphanie Frappart, la primera mujer que arbitrará una final europea masculina de fútbol

Stéphanie Frappart, árbitra central de la final de la Supercopa de la UEFA entre Liverpool y Chelsea, posa el día previo en el Besiktas Park, en Estambul, Turquía, el 13 de agosto de 2019.
Stéphanie Frappart, árbitra central de la final de la Supercopa de la UEFA entre Liverpool y Chelsea, posa el día previo en el Besiktas Park, en Estambul, Turquía, el 13 de agosto de 2019. Álex Caparros / EFE / EPA / UEFA vía Getty Images

La francesa pasará a la historia como la primera mujer en impartir justicia en una final europea masculina de fútbol, en el duelo por la Supercopa de la UEFA entre Liverpool y Chelsea.

Anuncios

El enfrentamiento entre Liverpool y Chelsea por la Supercopa de la UEFA, el primer trofeo europeo de la temporada 2019/2020, no será como los anteriores. Los 22 jugadores de estos clubes ingleses que saltarán al campo del estadio del club turco Besiktas en Estambul, este 14 de agosto, tendrán que seguir las órdenes de una mujer que impartirá justicia con el silbato.

Stéphannie Frapart, una árbitra FIFA de 35 años, fue elegida para pitar este partido por la comisión arbitral de la UEFA. La decisión fue histórica, pues nunca antes una mujer había sido elegida para dirigir disciplinariamente una final europea masculina con clubes del más alto nivel. Además, estará asistida por un equipo arbitral mayoritariamente femenino.

Frappart será asistida por su compatriota francesa Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle O'Neill, y el cuarto oficial será el turco Cüneyt Çakir. El trío femenino estuvo a cargo de la final de la Copa Mundial Femenina de Francia 2019, entre Estados Unidos y Países Bajos, y ahora incursionará en una final masculina entre los clubes ganadores de los torneos europeos de la temporada anterior (Liverpool, campeón de la UEFA Champions League, y Chelsea, campeón de la UEFA Europa League).

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

"Es el mismo juego para hombres y mujeres, y para mí como árbitro es lo mismo"

En la rueda de prensa previa al partido, Frappart dijo que demostrará que tanto ella como sus compañeras son tan competentes como sus contrapartes masculinas. "No hay mucha diferencia; el fútbol es el mismo. Son los equipos los que juegan distinto, pero es el mismo juego para hombres y mujeres, y para mí como árbitro es lo mismo", opinó la francesa, que debutó en abril de 2019 en la Ligue 1 o primera división del fútbol francés.

"Desde luego mi vida cambiará, porque seré más popular ahora que cuando estaba en la primera división en Francia", admitió. "Pero conozco el equipo y también mis emociones, sé cómo controlarlas y cómo entrenarme. No es mi primera misión, así que estoy preparada", añadió.

Nicolosi, una de las asistentes, se pronunció de manera similar a Frappart y dijo que más allá del nerviosismo que pueda generar este nuevo desafío en su carrera, "las emociones se dejan atrás una vez que empieza el juego: te concentras en el partido". O'Neill, por su parte, subrayó que trabajar en el máximo nivel del fútbol masculino "pavimenta el camino para las jóvenes y niñas que vengan después" de ellas y quieran incursionar en el arbitraje del fútbol.

"Si (Frappart) inspira a miles de mujeres a seguir su camino, la UEFA estará feliz", dijo el presidente del comité de árbitros del máximo ente rector del fútbol europeo, el italiano Roberto Rosetti. El cuarto oficial, Çakir, declaró que el trío Frappart-Nicolosi-O'Neill "son valientes, tienen coraje, no dudan en tomar decisiones impopulares, ya lo verán".

La suiza Nicole Petignat fue la primera mujer en arbitrar partidos de la UEFA cuando fue puesta a cargo de tres choques de la ronda de clasificación de la antigua Copa de la UEFA entre 2004 y 2009.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.