Saltar al contenido principal
Economía

Temor de recesión en Estados Unidos sacude Wall Street y mercados mundiales

Los principales indicadores cerraron en terreno negativo luego de producirse un cambio en la curva de rendimiento de los bonos en Estados Unidos, lo cual generó el temor a una posible recesión en la primera economía del mundo. Por otro lado, la contracción de la economía alemana en el segundo trimestre afectó las bolsas en Europa y frenó el crecimiento de la zona euro en dicho período.

Anuncios

Wall Street registró las peores caídas en lo que va de año y tanto el Dow Jones como el indicador Nasdaq cerraron con pérdidas por encima de los tres puntos porcentuales luego de conocerse un cambio en la brecha de rendimiento de los bonos estadounidenses a 2 y 10 años.

Las ganancias alcanzadas en la jornada del 13 de agosto, cuando Donald Trump anunció que retrasaría la imposición de aranceles a una parte de las importaciones chinas, fueron borradas tanto por el cambio en la curva de rendimiento como por la contracción de la economía alemana y la desaceleración en el indicador de producción industrial de China.

Y es que los bonos, instrumento utilizado como un programa de ahorro a largo plazo, invirtieron la curva de rendimiento por primera vez desde 2007. Dicho de otra manera, los bonos a un plazo de dos años pagan mejor rentabilidad que aquellos que son colocados a 10 años.

Según algunos analistas, en Estados Unidos durante los últimos 50 años los cambios en la curva de rendimiento antecede a un proceso de recesión tal como ocurrió por última vez en 2007 previo a la crisis de ese año.

Alemania y China acentuaron la caída de las bolsas

Aunado a los problemas en la economía estadounidense, Wall Street y el resto de mercados mundiales se vieron afectados por la contracción en la economía de Alemania durante el segundo trimestre. Así lo indican datos de la oficina de estadística de esa nación.

Los temores de una posible recesión en la mayor economía de Europa se presentaron luego de una caída de 0,1% en el período de abril a junio. Esta sería la segunda caída no consecutiva en el PIB alemán en un año y la primera tras un crecimiento de 0,4% en los primeros meses de 2019.

Como consecuencia de esta situación el sector oficial expresa que en el período hubo una menor cantidad de exportaciones, que fueron superadas por las importaciones, y problemas en la industria automotriz.

Por otro lado en China, la Oficina Nacional de Estadística reveló una desaceleración en el indicador de producción industrial en el mes de julio de 4,8% a tasa interanual.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.