Saltar al contenido principal

India: Modi defiende la pérdida de autonomía de Cachemira durante el día de la independencia

El primer ministro indio, Narendra Modi, asiste a las celebraciones del Día de la Independencia en el histórico Fuerte Rojo de Delhi el jueves 15 de agosto.
El primer ministro indio, Narendra Modi, asiste a las celebraciones del Día de la Independencia en el histórico Fuerte Rojo de Delhi el jueves 15 de agosto. Adnan Abidi / Reuters

En un discurso muy nacionalista el primer ministro indio elevó a prioritaria la necesidad que tenía el país de permanecer como uno “para ser grande” y anunció el nuevo cargo de Jefe del Estado Mayor para coordinar a las tropas.

Anuncios

El nacionalismo indio inunda el discurso del primer ministro durante su discurso por el 72 aniversario de la independencia de India, con la cuestión de Cachemira como principal tema. Modi espetó orgulloso la imperiosa necesidad que tenía el estado en eliminar el estatus especial del que gozaba desde hace 70 años Cachemira, “por los innumerables problemas y corruptelas que ocasionó”.

Con el pretexto de dinamizar económicamente una de las regiones más pobres del país, las dos cámaras legislativas indias aprobaron en dos días, sin previo aviso, la eliminación de la autonomía en Cachemira. Además, para evitar revueltas 25.000 regulares indios se desplegaron en la zona y las comunicaciones y reuniones están prohibidas desde hace ya 11 días.

"Hoy, cada indio puede decir con orgullo 'Una nación, una Constitución'", dijo Modi, hablando desde las murallas del histórico Fuerte Rojo en Nueva Delhi, sobre la decisión. Esta “nueva estrategia” en Cachemira se hace apenas tres meses después de la victoria aplastante de Modi en las elecciones, que supuso la reelección de su mandato.

La modificación del artículo 370 de la constitución india es un movimiento sin precedentes, ya que quita todo tipo de autonomía a la única región del país con mayoría musulmana. Cachemira ha estado disputada por India y Pakistán desde la separación e independencia de los dos países en 1947 y generó tres guerras entre ambos estados en la segunda mitad del siglo XX e innumerables conflictos diplomáticos.

Narendra Modi se dirige a la nación durante su discurso por el día de la independencia en Nueva Delhi del jueves 15 de agosto.
Narendra Modi se dirige a la nación durante su discurso por el día de la independencia en Nueva Delhi del jueves 15 de agosto. Adnan Abidi / Reuters

La situación con su vecino Pakistán es aún más tensa desde hace 11 días por Cachemira. Pakistán expulsó al embajador indio y decidió cortar todo tipo de relación comercial y diplomática. Además, anunció su intención de llevar esta decisión ante el Consejo de Seguridad de la ONU con el beneplácito de China.

Por sus enemigos, Modi es visto como un político autoritario que quiere convertir a India en un país plenamente hindú. Sin embargo, para sus seguidores es una persona muy admirada por el nacionalismo azafrán del que impregna sus políticas. Hasta miembros de los partidos de la oposición alabaron su gestión en Cachemira.

Con la creación y liderazgo del Partido Bharatiya Janata (BJP en sus siglas en inglés) ha conseguido, por medio de una política de acercamiento al pueblo a través de redes sociales como Twitter, situarse más cerca del elector. Una estrategia totalmente diferente a la seguida por los herederos de Jawaharlal Nehru e Indira Gandhi del Congreso Nacional Indio, que también ha reflejado en políticas como la de Cachemira.

Nuevo cargo militar para aunar a los tres ejércitos

Uno de los anuncios más comentados, de los dados durante su discurso en Nueva Delhi, fue el de la creación de una figura militar nueva. Un Jefe del Estado Mayor de la Defensa que coordine a los ejércitos de tierra, aire y mar para que las operaciones militares sean más efectivas. De esta manera, se alinea con la composición de las fuerzas militares occidentales.

Los expertos en defensa pidieron durante mucho tiempo ese puesto, recomendado por un panel del Gobierno en 1999, después de que India estuvo cerca de la guerra con Pakistán por Cachemira.

Crisis en Cachemira en plena desaceleración económica

Aunque una de las premisas principales de Modi es el crecimiento de India como potencia mundial económica, la desaceleración económica empieza a pasar factura al país. La tasa de crecimiento de la India cayó al 5,8% durante los tres primeros meses de 2019, su nivel más bajo en 17 trimestres. Mientras la tasa de desempleo aumentó a más del siete por ciento en julio, dos puntos más que el año anterior.

Estos datos no son suficientes para un crecimiento efectivo de un país del tamaño de India. Modi no trató esta situación, a pesar de la caída de la demanda de productos dentro del país, en especial en el sector automotriz.

Con EFE, Reuters y AP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.