Saltar al contenido principal

Cachemira: la crisis llega a la ONU y Donald Trump entra en escena

Una mujer de Cachemira muestra sus manos con mensajes en una protesta después de las oraciones del viernes después de que el Gobierno indio eliminara el estatus constitucional especial para Cachemira , en Srinagar, el 16 de agosto de 2019.
Una mujer de Cachemira muestra sus manos con mensajes en una protesta después de las oraciones del viernes después de que el Gobierno indio eliminara el estatus constitucional especial para Cachemira , en Srinagar, el 16 de agosto de 2019. Danish Ismail / Reuters

La crisis que estalló cuando el Gobierno indio revocó la autonomía de Cachemira llegó al Consejo de Seguridad de la ONU. Allí India pidió una solución bilateral y Pakistán agradeció que la comunidad internacional se involucre en el conflicto.

Anuncios

Mientras la comunidad internacional debate en la ONU, en las calles de Cachemira las manifestaciones continúan. Este viernes 16 de agosto, cientos de manifestantes salieron a las calles de la ciudad de Srinagar, en otro rechazo masivo a la medida de Nueva Delhi.

Los manifestantes, que incluían desde niños hasta personas de edad avanzada, gritaban '¡libertad!' frente a las fuerzas de seguridad desplegadas frente a las mezquitas de la ciudad. Desde las camionetas de la policía, equipadas con altavoces, pedían a los ciudadanos que pusieran fin a la protesta.

Las mujeres gritan consignas durante una protesta tras las restricciones después de que el gobierno eliminó el estatus constitucional especial para Cachemira , en Srinagar, el 14 de agosto de 2019.
Las mujeres gritan consignas durante una protesta tras las restricciones después de que el gobierno eliminó el estatus constitucional especial para Cachemira , en Srinagar, el 14 de agosto de 2019. Danish Ismail / Reuters

Al igual que las manifestaciones del jueves 15 de agosto, las de este viernes finalizaron en disturbios y enfrentamientos entre manifestantes e integrantes de las fuerzas de seguridad. La policía disparó gases lacrimógenos y perdigones para dispersar a los residentes que intentaban marchar por la carretera principal de la ciudad después de las oraciones del viernes. Los manifestantes arrojaron piedras y usaron vallas de tiendas e improvisadas láminas de acero como escudos, mientras la policía disparaba docenas de balas contra la multitud.

"Estamos tratando de romper el asedio y marchar al centro de la ciudad pero la policía está utilizando la fuerza para detenernos", dijo un manifestante a la agencia de noticias AFP. "No nos sentaremos hasta que logremos la independencia total de la India", dijo otro indignado.

También se informaron enfrentamientos esporádicos en otras partes del valle de Cachemira, el principal foco de resistencia al dominio indio durante décadas, donde las líneas telefónicas y las conexiones a Internet se han cortado durante casi dos semanas. Los principales pueblos y ciudades en el valle inquieto permanecieron bajo toque de queda, y las fuerzas gubernamentales permitieron a las personas moverse solo con pases especiales.

La tensión entre India y Pakistán ya dejó varios muertos

En la jornada del jueves 15 de agosto, tres soldados paquistaníes y cinco indios murieron en un enfrentamiento en la Línea de Control entre la India y Pakistán, informó el Ejército paquistaní, mientras su homólogo indio negó cualquier baja entre sus filas.

Soldados y civiles del ejército asisten al funeral de tres soldados que, según el Ejército de Pakistán, fueron asesinados en un intercambio de disparos transfronterizo en la Línea de Control (LOC), en el estadio del ejército en Muzaffarabad, Cachemira administrada por P
Soldados y civiles del ejército asisten al funeral de tres soldados que, según el Ejército de Pakistán, fueron asesinados en un intercambio de disparos transfronterizo en la Línea de Control (LOC), en el estadio del ejército en Muzaffarabad, Cachemira administrada por P Abu Arqam Naqash / Reuters

Sin precisar cuándo se produjo el incidente, el portavoz de la oficina de comunicación del Ejército paquistaní, Asif Ghafoor, dijo a través de Twitter que fuerzas indias abrieron fuego provocando la muerte de tres de sus soldados. "El Ejército de Pakistán respondió eficazmente. Cinco soldados indios murieron, muchos resultaron heridos y búnkers dañados", afirmó Ghafoor, que añadió que continúan registrándose tiroteos esporádicos.

Pakistán e India frente a frente en la ONU

Este viernes 16 de agosto la crisis llegó a la Organización de Naciones Unidas, donde tanto las partes en conflicto como otros representantes de la comunidad internacional se pronunciaron al respecto. La India dijo apostar por una salida dialogada, pacífica y bilateral, mientras que Pakistán celebró la visibilización del conflicto ante el mundo.

El embajador de India ante la ONU, Syed Akbaruddin, afirmó que su país está comprometido con una solución "bilateral y pacífica". Estamos comprometidos a que todos los asuntos entre India y Pakistán (...) se resuelvan de manera bilateral y pacífica", dijo el funcionario a los medios de comunicación minutos después de la celebración de consultas a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU.

El representante indio insistió además en el carácter democrático de su país frente a las críticas que ha recibido después de haber impuesto fuertes restricciones en la región de Cachemira, tras la derogación de su estatus especial el pasado 5 de agosto. Entre estas medias figura un corte total de comunicaciones y la limitación de movimiento en la región, con continuos controles militares y detenciones "preventivas", que según Akbaruddin tienen el objetivo de proteger a la población de los grupos terroristas.

El funcionario indio además dejó claro que considera que la crisis de Cachemira es una cuestión interna del país, y que no tiene "ninguna ramificación externa".

El hecho de que esta reunión tuviera lugar es testimonio de que es una disputa reconocida internacionalmente"

Maleeha Lodhi, embajadora de Pakistán ante Naciones Unidas

Esta postura del representante indio según la cual el conflicto responde a cuestiones exclusivamente internas de la región, chocó con la perspectiva pakistaní, que por el contrario, afirma que la reunión en la ONU es la prueba de que el conflicto trasciende las fronteras y le compete a la comunidad internacional.

En este sentido, la embajadora de Pakistán ante Naciones Unidas, Maleeha Lodhi, dijo que la reunión mantenida por el Consejo de Seguridad sobre Cachemira y Jammu "invalida" que se trate de un asunto interno de India, sino que es una disputa reconocida internacionalmente. Tras el encuentro, Lodhi afirmó que "la reunión de hoy invalida la reivindicación de que Jammu y Cachemira sea un asunto interno de la India. Hoy todo el mundo está discutiendo sobre el Estado ocupado".

"El hecho de que esta reunión tuviera lugar es testimonio de que es una disputa reconocida internacionalmente. Hubo un esfuerzo para que esta reunión no tuviera lugar y estamos agradecidos con los 15 miembros del Consejo por aceptar mantener esta reunión", manifestó  la diplomática.

"La voz de la población de Cachemira, de la población de la Cachemira ocupada, se ha escuchado en el foro diplomático de más alto nivel del mundo. No están solos, sus voces se han escuchado, sus apuros, sus adversidades, su dolor, su sufrimiento, la ocupación y las consecuencias de la ocupación se han escuchado en el Consejo de Seguridad hoy", declaró Lodhi.

La representante permanente de Islamabad en la ONU insistió en el apoyo de su país a la región de Cachemira y dijo que dicha ayuda "no acaba aquí. Esto terminará cuando se haga Justicia con la gente de Jammu y Cachemira".

Donald Trump ingresa en la escena del conflicto en Cachemira

La Casa Blanca informó en un comunicado de una conversación telefónica entre Trump y el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, en la que analizaron los últimos acontecimientos regionales e hicieron seguimiento de la visita "exitosa" del jefe del Gobierno paquistaní el mes pasado a Washington.

De acuerdo a la comunicación, el presidente de Estados Unidos le dijo a Khan que era importante que su país e India redujeran las tensiones en Cachemira y Jammu a través del "diálogo bilateral".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre el control de armas, en los jardines de la Casa Blanca, el 9 de agosto de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla sobre el control de armas, en los jardines de la Casa Blanca, el 9 de agosto de 2019. REUTERS/Leah Millis

Previamente, el ministro paquistaní de Exteriores, Shah Mahmood Qureshi, había informado en un discurso televisado de que Khan había hablado por teléfono con Trump sobre Cachemira y los riesgos que provoca la derogación por parte de la India de la autonomía de esta región.

Durante la visita de Khan a Washington el mes pasado, el primer ministro paquistaní pidió a Trump que mediara entre su país y la India para solucionar el conflicto cachemir, a lo que el mandatario estadounidense respondió que eso mismo le había solicitado el jefe del Gobierno indio, Narendra Modi, durante la cumbre del G20 en Japón.

La India y Pakistán se disputan Cachemira desde la partición del subcontinente indio en 1947 tras su independencia del Imperio británico y han librado dos guerras por una región que, además, es escenario desde los años 90 de un movimiento insurgente de tintes separatistas que según Nueva Delhi alienta Islamabad.

Con EFE, AP, Reuters y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.