Saltar al contenido principal

Nuevo ciclo epidémico de dengue en América Latina: los menores de 15 años son los más afectados

(Archivo) Un trabajador municipal fumiga un mercado para prevenir la propagación del dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquitos en Tegucigalpa, Honduras, el 25 de julio de 2019.
(Archivo) Un trabajador municipal fumiga un mercado para prevenir la propagación del dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquitos en Tegucigalpa, Honduras, el 25 de julio de 2019. Jorge Cabrera / Reuters

La Organización Panamericana de la Salud advirtió que la región atraviesa un nuevo ciclo epidémico, tras dos años de baja incidencia. Nicaragua, Brasil y Honduras son los países con mayor cantidad de casos nuevos.

Anuncios

Las alarmas siguen encendidas en América Latina y el Caribe por la rápida propagación del dengue, una enfermedad que llevaba dos años de baja incidencia, pero que volvió para quedarse, al menos por un buen tiempo.

Para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el peligro está latente y los casos están aumentando notablemente. Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la entidad, dijo que la situación se habría complejizado por factores como el clima, el inadecuado ordenamiento ambiental y la gran capacidad de adaptación del mosquito.

En su más reciente informe, emitido este jueves, la OPS recordó que, en los primeros siete meses del 2019, más de dos millones de personas contrajeron la enfermedad y 723 fallecieron. La cifra de casos supera el total reportado en 2017 y 2018.

Nicaragua, Brasil y Honduras: los países con más casos

Los diez países más afectados por el dengue, según la cantidad de casos nuevos por cada 100.000 habitantes, son Nicaragua, Brasil, Honduras, Belice, Colombia, El Salvador, Paraguay, Guatemala, México y Venezuela. De hecho, Guatemala, Honduras y Nicaragua ya han declarado este año alertas epidemiológicas a nivel nacional.

De los dos millones de casos registrados en lo que va de 2019 en el continente, 1,7 millones se localizan en Brasil, mientras el riesgo de transmisión ha aumentado en Nicaragua, El Salvador, Honduras, Colombia, Guatemala o Perú.

Nicaragua cuenta con 736,47 casos por cada 100.000 habitantes, superando los 645,58 de Brasil y los 464,39 de Honduras. En lo corrido del año, unas 67.381 personas se han contagiado.

Siete de cada diez habitantes de América Latina están expuestos al dengue

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el martes 13 de agosto en una conferencia sobre epidemias en La Habana que "la transmisión del dengue en Suramérica y Centroamérica es intensa" y reveló que el 70 por ciento de los habitantes de la región vive en condiciones propicias para contraer la enfermedad.

La incidencia del dengue suele aumentar en los meses de verano, que coinciden con la época más húmeda en el Caribe, lo que facilita la proliferación del Aedes aegypti, mosquito transmisor de enfermedades como el dengue, el zika y el chikunguña.

La autoridad mundial en salud advirtió que los principales síntomas del dengue son fiebre por encima de 40 grados, dolor de cabeza severo, náuseas y vómitos, entre otros.

El representante en Cuba de las organizaciones mundial y panamericana de la salud (OMS/OPS), José Moya, atribuyó recientemente el auge del dengue a, entre otros factores, el cambio climático, ya que el aumento de la temperatura y la mayor frecuencia de desastres naturales minan los esfuerzos para combatir al Aedes Aegypti.

¡Cuidado con los niños menores de 15 años! Son los más afectados

Una característica de la epidemia actual, revelada este jueves por la Organización Panamericana de la Salud, es que los menores de 15 años aparecen entre los más afectados.

En Guatemala, representan el 52% del total de casos de dengue grave, mientras que en Honduras constituyen el 66% de todas las muertes confirmadas. La causa puede vincularse a que se trata de una población que por su edad ha estado menos expuesta al virus y, por ende, carece de inmunidad.

Ante este panorama, la OPS exhortó a trabajar en la eliminación de los criaderos de mosquitos, especialmente los que están dentro y alrededor de cada vivienda.

“El dengue es un problema de saneamiento doméstico y comunitario”, sostuvo José Luis San Martín, asesor regional de dengue de la OPS. “La forma más efectiva de combatirlo es eliminando sus criaderos para evitar que se reproduzca el mosquito, porque sin mosquitos no puede haber transmisión”, recalcó.

Según la OPS, no existe tratamiento específico para el dengue (ni para el dengue grave), pero la detección oportuna, el acceso a la asistencia médica y el manejo adecuado del paciente enfermo disminuyen las complicaciones y la progresión de la enfermedad hacia la gravedad. También aclaró que la muerte por dengue es casi siempre evitable.

Con EFE y AFP

Con EFE y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.