Saltar al contenido principal

Israel negó la entrada a las congresistas musulmanas Ilhan Omar y Rashida Tlaib

Las congresistas Ilhan Omar (izq) y Rashida Tlaib (der), fueron vetadas para entrar a Israel.
Las congresistas Ilhan Omar (izq) y Rashida Tlaib (der), fueron vetadas para entrar a Israel. Erin Scott / Reuters

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, vetó la entrada de las dos congresistas estadounidenses, quienes iban a visitar Palestina e Israel este fin de semana. Ilhan Omar calificó la prohibición de "afrenta".

Anuncios

La presión de Donald Trump para prohibir la visita de las legisladoras Ilhan Omar y Rashida Tlaib a Palestina e Israel tuvo efecto. A través de su medio favorito de comunicación, Twitter, el presidente de Estados Unidos no dudó en pedirle al Gobierno de Israel de vetar la entrada a ambas mujeres. Israel respondió de inmediato al confirmar la prohibición de entrada a las legisladoras.

Las representantes por los estados de Minnesota y Michigan fueron invitadas por Miftah, una organización palestina "para la Promoción del Diálogo Global y la Democracia" dirigida por la activista Hannan Ashrawi.

El apoyo que Omar y Tlaib han declarado públicamente al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) para el fin de la ocupación israelí en territorios palestinos fue una de las razones para negarles el visado.

Ilhan Omar calificó el veto como una "afrenta" y responsabilizó a Trump del insuceso. "Es una afrenta que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, bajo la presión del presidente Trump, negara la entrada a representantes del Gobierno de EE.UU.", dijo la congresista nacida en Somalia, en un comunicado publicado en Twitter.

Israel prohibió la entrada de las congresistas por temor a un "boicot"

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, supo que la visita de las dos congresistas musulmanas podría crearle problemas. Por un lado, permitir su entrada a territorio israelí significaría dejar de mostrar lealtad a Trump y por otro, la autorización de la medida podría dañar en el futuro las relaciones con el Partido Demócrata de Estados Unidos, en alianza con la comunidad judía de este país.

Fue el ministro del Interior israelí, Arie Deri, quien anunció la prohibición, en una decisión que aseguró se tomó conjuntamente con el primer ministro en funciones y el ministro de Asuntos Estratégicos, Guilad Erdan.

"La decisión se tomó después de que el ministro Deri se diese cuenta de que se trataba de una actividad de boicot contra Israel y que debía impedir que entrasen, de acuerdo a la Ley Israelí de Entrada", aseguró el Comité de Asuntos Públicos Americano Israelí (AIPAC en inglés), el principal grupo de presión pro-israelí en Estados Unidos.

La dicha Ley Israelí de Entrada fue aprobada en 2017 y permite negar el ingreso a cualquier ciudadano extranjero que llame públicamente a boicotear a Israel.

Poco antes del anuncio del Gobierno israelí, Trump escribió en su cuenta en Twitter que recibir a las dos congresistas sería una "muestra de debilidad".

"Israel mostraría una gran debilidad si permitiera la visita de las representantes Omar y Tlaib. Odian a Israel y a todo el pueblo judío y no hay nada que pueda decirse o hacerse para que cambien de opinión", decía uno de los mensajes de Trump en Twitter.

"Israel usurpa el derecho del pueblo palestino a recibir visitantes en su tierra natal"

Las posturas críticas deIlhan Omar y Rashida Tlaib contra el Gobierno de Israel son bien conocidas. Además, ambas son las primeras congresistas musulmanas en la historia de Estados Unidos.

Omar, nació en Somalia y llegó a Estados Unidos en calidad de refugiada. Tlaib nació en Detroit y es hija de palestinos.

Para Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y quien invitó a las dos mujeres a Palestina, aseguró que Israel "usurpa el derecho del pueblo palestino a recibir visitantes en su tierra natal".

Por su parte, el primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh, dijo que el veto a las congresistas estadounidenses demuestra "el miedo de exponer la tiranía de la ocupación israelí a la población estadounidense".

En la misma línea se declararon los líderes demócratas Chuck Schumer y Nancy Pelosi. Para Schumer, la situación "solo va a dañar la relación entre EE.UU. e Israel y el apoyo hacia Israel". La presidenta de la Cámara Baja, Pelosi, resaltó que "como alguien que ama Israel, me entristece profundamente la noticia de que Israel haya decidido evitar que miembros del Congreso ingresen al país".

La influencia de Trump en la prohibición impuesta por Israel a las dos legisladoras hace preguntar hasta dónde puede llegar el poder de un presidente sobre personas que fueron escogidas democráticamente por el pueblo estadounidense.

La cuestión supone un nuevo desafío a nivel político y social.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.