Un "espectáculo láser" para romper la violencia de las manifestaciones en Hong Kong

Anuncios

Hong Kong (AFP)

Para romper con las escenas de violencia vividas en la manifestaciones prodemocracia de las últimas semanas en Hong Kong, cientos de opositores participaron el miércoles por la noche en un "espectáculo láser" lleno de humor e ironía.

El martes, un estudiante fue arrestado por posesión de "arma ofensiva" al encontrarle la policía diez punteros láser, provocando una manifestación ante la comisaría que fue dispersada con gases lacrimógenos.

De ahí el llamamiento a acudir en masa a "observar las estrellas" con sus punteros láser el miércoles por la noche ante el Museo del Espacio", que cerró sus puertas más temprano en previsión de una nueva protesta.

A la hora convenida, todos los presentes empezaron a dirigir los haces de sus punteros láser hacia la cúpula de este museo, situado en Tsim Sha Tsui, un barrio turístico y comercial en el extremo de la península de Kowloon.

Entre aclamaciones de una multitud entusiasmada, decenas de puntos luminosos verdes, violetas y rojos comenzaron a agitarse frenéticamente sobre el edificio y los árboles vecinos.

La megápolis del sur de China vive desde hace dos meses su mayor crisis política desde que fue cedida por Londres a China en 1997, y las manifestaciones casi diarias degeneran cada vez más en enfrentamientos violentos entre radicales y policía.

Una de las características de estos tensos cara a cara es la utilización masiva por parte de ambos bandos de intensos haces de luz que, sumados a los gases lacrimógenos, dan los altercados un aire de espectáculo pirotécnico o de película de ciencia-ficción.

- "Observar las estrellas" -

Con sus láseres, los manifestantes pretenden dejar sin visión a las fuerzas del orden, y sobre todo, perturbar las cámaras de vigilancia y los dispositivos de reconocimiento facial, para evitar consecuencias legales.

Los policías no se han quedado atrás, utilizando proyectores para identificar a los manifestantes y sembrar la confusión en sus rangos. Para desgracia asimismo de los medios, que se han quejado de las molestias que ocasiona en sus objetivos y cámaras.

"Retomar Hong Kong, la revolución de nuestro tiempo", cantaba la multitud ante este tipo de manifestación inédita.

A la misma hora, a apenas varios centenares de metros, otro espectáculo de luz y sonido, esta vez oficial y patrocinado por el gobierno chino, hacía bailar en el cielo haces de luz mucho más potentes.

"¡Estoy tan furiosa! Ese estudiante solo había comprado punteros láser", aseguró una diseñadora de 28 años que se hace llamar Lai. "¿Cómo puede la policía arrestar a alguien sin más indicios o pruebas?", dijo indignada.

"Hacemos esto para decir que el hecho de poseer un puntero [láser] no es lo mismo que tener un arma ofensiva", continúo.

Durante la jornada del miércoles, la policía aseguró que el uso masivo de láseres "cada vez más potentes" por parte de los manifestantes obligó a tres agentes a recibir tratamiento médico por problemas en los ojos.

ey/jac/plh/aoc/pc